•  |
  •  |

Los fondos del ALBA estarán a disposición de las universidades públicas del país el próximo semestre. Telémaco Talavera, Presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, informó que están afinando el contenido del reglamento bajo el cual se regirá la administración de los 12 millones de dólares que ALBA designó para que las universidades los ejecuten en concepto de “becas solidarias” en cinco años.

La posición de la autoridad universitaria es que las becas no tengan un manejo discrecional y que se otorguen de forma transparente, considerando tanto el estatus económico como el talento académico de quienes estudien en las cuatro universidades estatales y las dos comunitarias. El objetivo, dijo, es que esas becas sean dadas a estudiantes pobres de preferencia originarios de sitios remotos del país, con alto rendimiento académico.

Al CNU le falta definir la distribución de las becas por áreas y por universidades, pero Talavera adelantó que se priorizarán aquellas que sirven carreras vinculadas con la necesidad de impulso económico que tiene el país. Ciencias médicas, ciencias agropecuarias y educativas, son parte de esa lista.

Becas a tres mil
Con el fondo económico que destinó ALBA, y que fue anunciado en marzo pasado por el Presidente de la República Daniel Ortega, durante la lección inaugural de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, Talavera calcula que podrán financiar los estudios universitarios de tres mil jóvenes.  Explicó que la idea es becar al seleccionado durante toda su carrera, y es por eso que el próximo año entre los estudiantes de primer ingreso se piensa distribuir el grueso de las becas.

Otra cosa que persiguen con estas becas es elevar el acceso a la Educación Superior pública, donde ahora se atiende a más de 94,800 estudiantes, presentando una captación de más o menos 60% de los entre 25 y 30 mil bachilleres que ingresan anualmente a las universidades.

Además de las becas, Talavera dijo que la Educación Superior está siendo beneficiada con programas de formación docente, intercambios estudiantiles principalmente a Venezuela y a Cuba, y proyectos de investigación.

Este año dio cuenta de la existencia de unos 500 nicaragüenses que están por culminar estudios universitarios en el exterior. La apuesta es elevar ese número, y ven en Ecuador un posible destino, mencionó el presidente del CNU, quien es además asesor presidencial en asuntos agropecuarios.

Talavera alabó las bondades de ALBA, considerando que contribuyen en “acceso, la calidad, hacer una educación más relevante a las necesidades y aspiraciones de nuestros pueblos, fortalecer las capacidades humanas científicas y tecnológicas en un marco de cooperación solidaria”.