• |
  • |

Los países del continente americano son pioneros en el mundo, incluyendo a Nicaragua, en la erradicación de enfermedades como el sarampión, rubéola, viruela, y poliomielitis, mediante jornadas efectivas de vacunación, que han realizado con sus propios recursos económicos.

Así lo informaron los expertos en inmunización de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, durante la XIX Reunión del Grupo Técnico Asesor, celebrada en Buenos Aires. Los especialistas también aseguraron que con estas vacunaciones se previenen entre dos y tres millones de muertes neonatales anualmente en todo el mundo.

En este momento, los sistemas sanitarios de los diferentes países de América deben de mantener la vigilancia y la cobertura para evitar el reintegro de estas patologías que han sido erradicadas en años anteriores.

Según el doctor Ciro de Quadros, Presidente del Grupo de Asesores de OPS, ahora “estamos viviendo el siglo de las vacunas, y las Américas han estado al frente de este movimiento. La región es la primera en el mundo en erradicar la viruela y en eliminar la polio, la rubéola, la rubéola congénita y el sarampión, pero, además, lidera la introducción de nuevas vacunas como las del rotavirus, el neumococo y HPV”.

Igualmente, De Quadros, quien antes fue director de la División de Vacunas e Inmunización de OPS, y actualmente es el vicepresidente ejecutivo del Instituto de Vacunas Sabin, sostuvo que las Américas “es la única región del mundo en donde los programas de vacunación son propiedad de los países”.

No obstante, el representante de vacunas del organismo de salud internacional, sugirió, entre otras cosas, que se debe incentivar a organismos mundiales para que destinen mayores recursos a países pobres, asimismo, promover la oferta de vacunas a bajos costos.

De acuerdo con los registros de OPS, las naciones de América han sido líderes en el ámbito internacional, en cuanto a la erradicación o disminución de enfermedades que se pueden prevenir a través de vacunas. Uno de los datos significativos que esta institución de salud resalta en la región americana, es la eliminación de la viruela en 1971, y el polio en 1991.

El último caso endémico de sarampión se reportó en 2002, y el último caso endémico de rubéola en 2009. Los países del continente, coordinados por la OPS, en este momento están en el proceso de documentar y de verificar oficialmente la eliminación de ambas enfermedades, de las que aún se sospechan algunos casos y se teme una reaparición. Aunque todavía se registran casos importados, la vacunación masiva ha prevenido la propagación. En el caso de otros padecimientos como la difteria, el tétanos y el pertusis, se han reducido significativamente gracias a las tasas de inmunización que promedian el 93% entre los niños menores de un año.