•  |
  •  |

Las hermanas Liduvina, María Eugenia, Rosa Argentina, Virginia y Mercedes, todas de apellido Rosales, se presentaron a EL NUEVO DIARIO para pedir ayuda y tratar de localizar a su hermana mayor, Cándida Rosa Rosales, con quien aún no han logrado reunirse. Ellas solicitan ayuda a los lectores para dar con su paradero. Entre regocijo y nostalgia, comentaron que ellas fueron separadas por sus padres cuando eran muy pequeñas, pero dan Gracias a Dios de que lograron reencontrarse hace 31 años, y únicamente les queda dar con el paradero de su hermana mayor.

Sus padres, Belisario Tobías Rosales Cruz y Ángela Rosa Morales Ortiz, ambos fallecidos. “Lo único que recuerdo es que vivíamos en el barrio “Monseñor Lezcano”, comentó Liduvina, quien reside en Estados Unidos y está decidida, junto con sus hermanas a dar con el paradero de Cándida Rosa.

Las hermanas Rosales Morales ruegan a las personas que conozcan a Candida Rosa, que le hagan saber que ellas buscan un reencuentro.

Para mayor información dejaron a disposición el número de teléfono 2249-4812. También pueden dirigirse a casa de María Eugenia Rosales, ubicada de EL NUEVO DIARIO una cuadra abajo, tres cuadras y media al lago. También pueden visitar a Rosa Argentina Rosales, quien habita en el barrio Memorial Sandino, de la cancha dos cuadras arriba, una cuadra al lago.