•   JALAPA, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

Perseguir el balón antes que a las drogas, el licor y la vagancia es la preferencia de unos 700 adolescentes de la ciudad de Jalapa y comarcas rurales, organizados en 32 equipos de fútbol que integran las llamadas “Ligas recreativas”.

Próximamente se agregarán otros mil 800 muchachos, en 100 equipos de una liga escolar que las autoridades de la Federación Municipal de Fútbol, junto con el Ministerio de Educación, están organizando, dijo Julio López, Delegado del Instituto Nicaragüense de Deportes.

No obstante, en el municipio existe un déficit de campos deportivos y la presión para jugar fútbol está sobre el estadio municipal “Alejandro Ramos Turcios”, que según López, está saturado con actividades deportivas y por eso sufre deterioro.


Juegan en campos prestados
Donald Hernández Munguía, promotor de las “Ligas recreativas” explicó que sus equipos realizan los encuentros en campos que les prestan particulares o cooperativas, porque no les permiten utilizar los estadios que administra la FMF.

López en respuesta al reclamo expresó que Hernández Munguía “no ha querido entender que la Federación es la autoridad que domina el campo. Para cualquier actividad debe ser solicitado.  

Populismo con el deporte

Comentó que en Jalapa nadie está dando un apoyo al deporte de manera organizada, y las autoridades locales, en función de proyectarse políticamente para las próximas elecciones municipales, “cada quien regala un balón, pensando que mañana será alcalde”, espetó.

Junior Manuel Rodríguez Vásquez, 21 años, también promotor de los grupos juveniles, se quejó de no contar con el apoyo de nadie.

“Entre nosotros recolectamos de peso en peso para comprar un balón”, expresó.
Erwin Ramón Casco, 14 años, manifestó que se ha metido al equipo (de barrio) de la ciudad “para divertirme, para no andar en malos pasos, tal como el cigarro y la vagancia”, indicó. Como él, chavalos que juegan en las calles, se han integrado a estos equipos informales.