•  |
  •  |

A pesar de las fuertes lluvias que han caído en el territorio, autoridades del Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, señalan que no ha habido mayores percances en las carreteras, y que hasta la fecha son dos puntos los que presentan daños significativos, y los mismos ya se han venido tratando para evitar que las próximas precipitaciones ocasionen desastres.

Karen Molina, Directora del Fomav, señaló que para emergencias en las vías, causadas por las lluvias, este año se cuenta con una partida de 30 millones de córdobas, que salen de los 800 millones que tiene destinada la institución.

“En lo que va del invierno no se nos ha presentado mayor problema en la red vial pavimentada, sí hemos tenido dos puntos de emergencia”, señaló Molina.

Uno de ellos, según indicó, es en la Carretera Panamericana Sur, entre Rivas y Peñas Blancas, donde colapsó una de las alcantarillas, y ese sitio, según Molina, fue atendido rápidamente para no perjudicar el tráfico internacional.

El otro punto crítico está ubicado a cuatro kilómetros de la ciudad de Estelí, exactamente en el sector de la Cuesta de la Gavilana donde se hizo un estudio técnico, pues los deslizamientos de tierra amenazan con dañar la vía. De acuerdo con Molina, en las atenciones que se han hecho en este punto, hasta ahora ya requirieron siete millones de córdobas.

“En las carreteras de pavimento no se puede trabajar bajo lluvia, es una limitante, no se puede trabajar con mezclas asfálticas, aun en los caminos de tierra o en cualquier otro tipo de superficie de rodamiento, se necesita del sol para trabajar”, añadió Molina.Otros puntos vulnerables.

El Fomav también tiene identificados otros puntos vulnerables, como la carretera Managua-El Crucero-Carazo, donde según Molina ya la vida útil de la carretera terminó, y se requiere una sustitución total de la carpeta de rodamiento, sin embargo, para ello se necesitará hacer una coordinación con el Ministerio de Transporte e Infraestructura.

Por el momento se destinaron cinco millones de córdobas para el bacheo del tramo, mientras que otro de los puntos críticos es el tramo Muy Muy-Matiguás-Río Blanco, donde se requiere el mantenimiento urgente de 45 kilómetros que están deteriorados.

Este año, el Fomav tiene planeado darle mantenimiento a 2,700 kilómetros de carreteras, y en este primer semestre Molina aseguró que ya llevan un 60% de cumplimiento, pero que las cifras podrían bajar un poco en la segunda parte del año por la cantidad de precipitaciones.