•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

Una paciente de 67 años, con padecimiento de insuficiencia cardiaca congénita severa, originaria de Jinotepe, en el departamento de Carazo, se convirtió en la primera nicaragüense, a la cual se le implantó un moderno marcapaso bicameral, que le garantizará la vida.

 La compleja cirugía de corazón abierto se efectuó el recién pasado viernes, en el Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, bajo la coordinación del cardiólogo y electrofisiologista Jeft Brumfield, la doctora Dee Dee Brumfield, y un estudiante de medicina, todos provenientes del Hospital Wake Medical Center, Carolina del Norte, Estados Unidos.

 Con el apoyo de galenos nicaragüenses, la brigada norteamericana, también implantó alrededor de 20 marcapasos, a pacientes adultos, con distintas complicaciones cardiacas.

 Según el Doctor Ricardo Cuadra, director del Hospital de León, es probable que este lunes sea dada de alta la paciente de 67 años, que afortunadamente respondió satisfactoriamente a tan delicada cirugía que fue practicada gratuitamente, aunque en otros países este tipo de intervención asciende a más de 65 mil dólares.
 

También donan equipos
El funcionario de salud, agradeció a la brigada norteamericana, el donativo de equipos, instrumentos y materiales de reposición periódica, que ascienden a más de cien mil dólares.

Desde septiembre de 2009, el doctor Jeft Brumfield ha colocado más 50 marcapasos a pacientes nicaragüenses de escasos recursos económicos.

“La cirugía especial, de implantación de un marcapaso bicameral con un destirilador incluido, fue una cirugía delicada y compleja, se utilizó  tecnología avanzada, y es sin duda, la primera intervención quirúrgica de su tipo practicada, en Nicaragua”, dijo el galeno.


Instalaron 30 marcapasos

Agregó que en León, existe mucha necesidad, “los pacientes necesitan de este tipo de tratamiento, estamos satisfechos porque hemos instalado al menos 30 marcapasos a personas con complicaciones cardiacas severas”, dijo el doctor Brumfield.

Detalló que en cada visita le dan dan seguimiento a los pacientes que en ocasiones anteriores han sido beneficiados con aparatos en el corazón.

En Estados Unidos cada marcapasos tiene un costo que oscila entre 5 y 7 mil dólares. Según la paciente Ángela Ulloa González, originaria del municipio de León, tenía más de 10 años de estar esperando ser beneficiada.

“Ahora mi vida va a cambiar, espero que disminuya el cansancio y la agitación en mi corazón, antes me costaba respirar con facilidad, y habían muchas cosas, que me privaba de hacer por temor a complicarme”, dijo la paciente.