•  |
  •  |

El servicio de agua potable podría mejorar sustancialmente en 27 barrios de la capital, una vez que la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, finalice las obras del Proyecto de Agua y Saneamiento para Managua (Prasma), que incluye una inversión de 320 millones de córdobas, financiados por el Banco Mundial y el gobierno central.

Por el momento, Enacal inició obras para la instalación de nuevas redes de distribución de agua potable y alcantarillado sanitario en 21 barrios capitalinos, de los 27 que abarca Prasma.

En esta semana la empresa inició trabajos en el barrio Laureles Sur, donde se instalarán 2.3 kilómetros de tubería para alcantarillado sanitario, y más de 300 metros de tubería para agua potable, con una inversión de 4.2 millones de córdobas.

También se ejecutan trabajos en el barrio “Calos Marx”, donde se contempla instalar 2,184 metros lineales de tuberías para agua potable de 2 pulgadas, 218 conexiones domiciliares y 3,099 metros lineales de tubería de alcantarillado sanitario para 338 cajas de registro. La inversión será de 10 millones 500 mil córdobas.

El próximo lunes, la empresa aguadora inicia trabajos en el barrio “8 de Marzo”, donde se invertirán un total de 8 millones 740 mil córdobas, y se espera beneficiar a más de 2,500 habitantes.

Prasma contempla la instalación de 17,723 nuevas conexiones de agua potable, unas 31,678 para aguas residuales domésticas, además de la rehabilitación de dos módulos de tratamiento de aguas residuales, la construcción de dos lagunas de estabilización, tanques para almacenamiento en Tipitapa, y mejoras en la planta de tratamiento de aguas residuales en Ciudad Sandino.