•  |
  •  |

Unas 31 familias que estaban asentadas en los terrenos donde se realizan las obras del Programa de Agua y Saneamiento de Managua (Prasma), fueron trasladadas por directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, Enacal, hacia la urbanización Villa Dignidad, en Sabana Grande.

“Las 31 familias que están siendo reubicadas la integran un total de 407 personas de los barrios de Villa Reconciliación Norte, Carlos Marx, Arnoldo Alemán, Pedro Aráuz Palacios, Aquiles Morales y Anexo Jardines de Veracruz”, informó Enacal en una nota de prensa.

La empresa indica que las labores iniciaron el sábado pasado como parte de Prasma, que es una serie de proyectos de agua potable y saneamiento que beneficiarán a 120 mil habitantes de 27 barrios capitalinos, con una inversión de unos 320 millones de córdobas financiados por el Banco Mundial en gran parte.

Destacan que el traslado se realizó porque “estas familias estaban sobre zonas de riesgo”, como el caso de siete viviendas del barrio “Aquiles Morales”, donde iniciarán obras de alcantarillado, pero los pobladores “ocupaban áreas verdes a orillas del cauce, las cuales son además sitios de riesgo para habitar, sobre todo por la insalubridad, la proliferación de mosquitos, y la confluencia de basura y aguas servidas”. La desinstalación de las viviendas y el traslado de enseres y pertenencias se realizaron con la colaboración de la Promotoría Solidaria de la Enacal, representantes del Poder Ciudadano, Delegados Distritales de la alcaldía, y vecinos de las familias beneficiarias.

La primera familia reubicada en Villa Dignidad fue la de la joven madre Noemí Aburto Alemán, quien agradeció cuando le entregaron las llaves de su nueva vivienda. “Ahora mis hijas tienen un lugar digno para vivir y que es su propiedad, que es su patrimonio”, apuntó.

Y es que a todas las familias no solo se les entrega un lote sino una vivienda con servicios de agua potable, alcantarillado sanitario, electricidad y calles pavimentadas, entre otros beneficios.