•  |
  •  |

La lactancia materna sigue siendo un reto para el país. Los últimos resultados de la Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud, Endesa, reveló que solo un 22% de las mujeres amamantan a sus hijos durante los primeros seis meses de vida, y la mayor disciplina se concentra en la zona rural.

De acuerdo con el doctor Enrique Beteta, secretario general del Minsa, la Endesa 2006-2007 también destaca que en el área rural es donde más se lacta en los primeros seis meses de vida, de un 20 a un 22%. En la parte urbana entre el 48 y 50% se amamantan a los niños hasta los dos meses.

El Ministerio de Salud, Minsa, recordó ayer la importancia de proveer a los recién nacidos lactancia materna en la II Feria dirigida a la promoción de esta actividad, celebrada con el lema “Todas y todos, juntos garantizamos la leche materna a los niños y niñas de nuestro pueblo: amor, paz y vida”.
El doctor Beteta consideró que lo óptimo sería que todos los niños dejaran de ser amamantados hasta los dos años de vida, porque así crecerá fuerte, con buena talla y buen peso. Además, captará mejor en el proceso de aprendizaje.

Igualmente, con la lactancia también se beneficia la madre, ya que baja de peso y puede disminuir sus sangrados, si está recién parida. También puede disminuir la incidencia de problemas de osteoporosis, en etapas posteriores. Asimismo, recordó el fortalecimiento del sentimiento afectivo entre la madre y el bebé. “En el ´Bertha Calderón´, nosotros diario brindamos alrededor de 120 consejerías de lactancia materna. En ´La Mascota´ aseguramos casi 40 mujeres que son atendidas por diferentes razones, para hablarles sobre la importancia de la lactancia materna”, informó Beteta.

Según el secretario general del Minsa, es un desafío para esta institución sanitaria poder sensibilizar a la población y asegurar que en las unidades de salud se pueda brindar consejería sobre las ventajas que tiene la leche materna. La titular del Minsa, doctora Sonia Castro, indicó que la lactancia tiene dos aspectos importantes: el nutricional y el emotivo, porque a través del pecho los niños reciben una dosis de amor y de cariño de parte de sus madres.

También señaló que la lactancia ayuda a nutrir al bebé, para que este niño tenga mayor capacidad intelectual, motora y hasta recibe inmunización por la leche materna.

“Dios dio la potestad a la mujer, para darle lactancia a un bebé que apenas está naciendo, y que no tiene la capacidad para alimentarse de huevos, leche entera como nosotros lo hacemos.

Que todas las madres recuperemos la lactancia materna como una protección para los niños”, expresó la
ministra.