•   Rosita, RAAN  |
  •  |
  •  |

La subregión minera del Caribe Norte tuvo un fin de semana oscuro debido a una interrupción del servicio energético que se prolongó por más de 10 horas, desde las 10:00 de la noche del sábado hasta las 08:00 de la mañana del domingo, sin que ningún funcionario de Enatrel o de ENEL explicara las causas. El apagón afectó a miles de habitantes de los municipios de Mulukukú, Siuna, Rosita, Prinzapolka, Bonanza y parte del municipio  de Bilwi, donde está conectada a la Red Nacional de Distribución Energética.


Comerciantes afectados
“Haber pasado tanto tiempo sin electricidad causó fuertes pérdidas a establecimientos que tenían refrigeradas grandes cantidades de carne, queso, crema, leche, sorbetes, y otros productos perecederos”, afirmó el comerciante rositeño Silvio Valdivia. En tanto, el taxista Ronald Altamirano señaló que en Rosita tuvieron que cancelar el servicio del transporte selectivo por temor a los delincuentes, que aprovechan al máximo la oscuridad cuando no hay alumbrado público en las calles.

Sin embargo, algunos centros nocturnos de Rosita, Siuna, Bonanza y Alamikamba, que tienen generadores de electricidad, de emergencia, se mantuvieron abiertos para el público más allá de la medianoche del sábado.

Hasta el momento, la Policía del Triángulo Minero no ha reportado la incidencia de delitos que ocasionalmente se producen cuando hay interrupción del servicio energético.