•  |
  •  |

Un usuario del transporte público capitalino denunció ante EL NUEVO DIARIO, los múltiples abusos que a diario cometen los conductores de autobuses de las rutas 210, 110, 120 y 119 de Managua, a quienes calificó de prepotentes, autoritarios y vulgares, al grado de que tratan de “hijue…” a los pasajeros que demandan un servicio de calidad y educación.

El señor Juan Barrios dijo que el pasado 7 de septiembre abordó en el sector de La Racachaca, Altagracia, una ruta 119, de la cooperativa 21 de Enero, conducida o propiedad del socio número56.

“A eso de las 6:15 de la mañana, a pesar de que la unidad iba  llena, los pasajeros tuvimos que aguantar el maltrato del conductor: un hombre gordo de bigotes, panzón que andaba de camisa azul”, expresó.

“El colmo es que el energúmeno conductor comenzó a irrespetar a los usuarios diciéndole de “hijuep…” para arriba, e incluso llegó a retarlos (a golpes) e hizo hincapié en que las mujeres no reclamaban, que solo los hombres. Sin embargo, las mujeres por su condición de damas no se iban a poner dime que te diré con ese tipo”, señaló el usuario.

En una misiva enviada a EL NUEVO DIARIO, Barrios manifestó que hace pública esta denuncia con la intensión de que las autoridades correspondientes y los directivos de cooperativas presten atención, ya que la población tiene derecho a recibir un buen servicio y no ser maltratada.

En ese sentido, instó a los directivos de las cooperativas de transporte a seleccionar mejor al personal que contratan y a mandar a los conductores de buses a recibir cursos de relaciones humanas. Asimismo, hizo el llamado a las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, para que sean enérgicos y hagan cumplir lo estipulado en cuanto a la cantidad de pasajeros que deben ir sentados y cuántos pueden ir de pie.

Barrios sugiere pongan rótulos en las unidades de buses, para así poder reclamar al conductor cuando quiera montar más de lo permitido.

El quejoso dejó entrever que debido al exceso de pasajeros es que ocurren diariamente los robos en los buses, pues es ahí donde los ladrones aprovechan para hacer de las suyas.

Barrios denunció, además, que las unidades viajan a exceso de velocidad y no respetan las señales de tránsito, principalmente cuando circulan con retraso o se disputan pasajeros con otras unidades que llevan la misma ruta, tal es el caso de la 114 y 120, lo cual incide en la frecuente ocurrencia de accidentes mortales, consideró.