•   León  |
  •  |
  •  |

Autoridades de la iglesia Católica se reunieron ayer con autoridades del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y de la Embajada de España,  quienes hicieron entrega de una donación de medio millón de euros, que serán destinados a los proyectos de embellecimiento del entorno de la Catedral de Léon, recién declarada por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Los trabajos de embellecimiento del entorno de la Catedral iniciarán en octubre y concluirán en enero del año próximo.

Según el embajador de España, León de la Torre, el objetivo de la visita era reafirmar el compromiso que la Cooperación Española tiene con el rico patrimonio de Nicaragua, y en especial con la Ciudad Universitaria. La comitiva, que también integraban el cónsul español José Pintor, y el titular de Turismo, Mario Salinas, recorrió el antiguo edificio del colegio San Ramón.

La Real Basílica de León podría poner en riesgo su condición de Patrimonio Mundial de la Humanidad si no cumple, en los próximos tres años, con una serie de restauraciones al edificio principal y a su entorno, requisito establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura, Unesco, para mantener esa distinción.

La semana pasada trascendió que el principal problema de las autoridades eclesiásticas es el financiero, ya que dichas restauraciones requieren de al menos 5.5 millones de dólares y el Gobierno Central apenas se comprometió a incrementar, de 1 a 4 millones de córdobas (unos US$ 176,000) la partida presupuestaria anual que entrega a las autoridades de la Diócesis de León y Chinandega. Ese monto se destina exclusivamente al mantenimiento de la Basílica, construido entre 1747 y 1825.

También se conoció que parte de los recursos donados por España serán invertidos en el traslado y habilitación del Archivo Histórico Diocesano, que a partir del próximo año será instalado en la Casa Salud Debayle, actualmente administrada por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León.