•  |
  •  |

El beneficio de condonación de deuda que las empresas distribuidoras Disnorte-Dissur brindaban a los usuarios que tenía más de 20 facturas pendientes de pago, fue suspendido a partir del presente mes por disposiciones administrativas de la gerencia de Gas Natural, revelaron ayer directivos del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Indec.

Marvin Pomares, representante del Indec, denunció que esta medida deja desprotegidos a gran número de usuarios que por diversas razones, sobre todo por falta de ingresos económicos, no logran ponerse al día con el pago de sus facturas energéticas. Pomares afirmó que Carlos Hernández, representante de Gas Natural en Nicaragua, dio a conocer la medida y que fue aplicada por una orientación directa de los socios de la transnacional en España, quienes están interesados en que la empresa recupere de forma rápida ingresos provenientes de la facturación por servicio de energía, sin importarles que una gran mayoría de usuarios de la distribuidora queden desprotegidos.

No están obligados
Sin embargo, Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Gas Natural, explicó ayer vía telefónica que esta medida conocida como “pacto social”  fue una política de descuentos y pago en cuotas a largo plazo, que las empresas distribuidoras  tomaron como decisión voluntaria, pero que no están obligados  a mantenerla.

Katín afirmó que esta medida se mantuvo por dos años y medio para facilitar las cosas a los clientes de pocos recursos económicos y con mora de más de un año.   “La distribuidora considera que dos años y medio ha sido suficiente tiempo para que los clientes morosos se acercaran a la empresa a hacer acuerdos de pago. Si no lo hicieron en este tiempo, es porque no tomaron en cuenta esta buena oportunidad”, agregó.

Arreglos se mantienen  
Katín destacó que en reuniones suscritas con directivos del Indec, se acordó  mantener los arreglos de pago con plazos de hasta 36 meses, para seguir beneficiando a los clientes con problemas económicos.

Añadió que el plan “Pacto Social” ayudó a reducir las pérdidas que venía arrastrando la empresa en 10 años, que acumulaban hasta 50 millones de dólares.

“Los acuerdos que se han tomado hasta la fecha, con el Protocolo de entendimiento en materia de inversiones, se mantienen vigentes y serán respetados; pero estas medidas sociales de descuentos, son voluntarias.

Mantenemos la medida de acuerdos de pagos con cuotas de hasta 36 meses, y puede aplicar a este plan cualquier cliente del sector domiciliar de poco poder adquisitivo”, aseguró Katín.

Proceso de legalización será lento

No obstante, Pomares consideró que la decisión de Gas Natural es negativa, porque traerá dificultades económicas a la mayoría de clientes de escasos recursos.

“Es una medida que más bien servirá como catalizador para que las personas se conecten de forma ilegal en la redes eléctricas.

La gente que tiene hasta 20 facturas pendientes, no cuenta con los recursos para pagarlas, de modo que tendrán que suspenderle el servicio de electricidad.

Sabemos que a nadie le gusta estar sin energía”, enfatizó.