•  |
  •  |

Inspecciones realizadas por el Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec,  revelaron que en 40 barrios de Managua existen al menos 230 postes de la red del tendido eléctrico en mal estado.

Asimismo, se confirmó que existe un déficit de unas 400 luminarias de la red de alumbrado público, mientras muchos usuarios pagan a Gas Natural por un servicio que no reciben.

Marvin Pomares, directivo del Indec, manifestó que es necesario que la empresa distribuidora de energía Dissnorte-Dissur, del grupo Gas Natural, ejecute a lo inmediato un Plan de Inversión más eficiente que permita iniciar un proceso para sustituir los postes, ya que está en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

“El problema  es que puede presentarse una situación con las incidencias de las lluvias que sean fuertes y uno de estos postes puede caer sobre una vivienda o sobre las personas. Esta es una situación de riesgo”, destacó.

Distribuidora alega déficit presupuestario
Por su parte, Jorge Katín, Gerente de Comunicaciones de Disnorte-Dissur, reconoció ayer que a nivel nacional se tendrían que sustituir unos 10 mil postes ubicados en la Red de Distribución.

Agregó que en los últimos dos años la distribuidora ha cambiado por lo menos ocho mil postes, y que en los planes de inversión de 2012 se tiene contemplado sustituir cuatro mil más.

“Nosotros nos basamos en datos de una auditoría que realizó el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, y es en base a esa información que estamos ejecutando el Plan de Inversiones.

A nivel nacional existen por lo menos 110 mil luminarias y el 8 % se debe sustituir, pero por razones presupuestarias la empresa atiende la situación con menos recursos, porque tenemos un déficit de 10 millones de dólares del pago de energía no facturada”, explicó.

Usuarios pagan por mal servicio
Pomares criticó que la gran mayoría de los pobladores pagan por un servicio de alumbrado público deficiente. “No existe el servicio de alumbrado público, y la gente continúa pagando por el mismo, un monto que varía de acuerdo al consumo que reflejan las facturas que les hace llegar la distribuidora de energía, lo que me parece injusto”, dijo Pomares.

Señaló que actualmente la Ley General de la Industria Eléctrica, Ley 272 y su Reglamento, obliga a los usuarios a pagar por este servicio. “Es el INE el encargado de exigir a la distribuidora prestar el servicio de alumbrado público de forma eficiente, pero vemos que en la realidad esto no se cumple”, agregó Pomares.