•  |
  •  |

Por cuarta ocasión, una brigada de médicos españoles visita el país para practicar 40 cirugías laparoscópicas a pacientes que sufren afecciones urológicas, que se trata de uno de los problemas más comunes en el país y aunque reciben atención especializada, se convierten en casos complejos debido a la deficiencia de equipos.

Por ello, desde 2007 el Hospital Lenín Fonseca de la capital, presta sus instalaciones y las pone a disposición de los urólogos, mientras los laboratorios españoles Ipsen junto a la Fundación Coen se encargan del material médico y de hacer los contactos con la brigada médica para que puedan visitar el país y contrarrestar las afecciones urinarias de la población.

Eugenia Afonso, Directora ejecutiva del Grupo Coen, indicó las primeras nueve cirugías se realizarían ayer en Managua y Chinandega. El costo de cada cirugía oscila entre 5 mil y 10 mil dólares.

Sergio Vargas, jefe del servicio de Urología del Hospital Lenin Fonseca detalló que a diario acuden al centro asistencial, 210 personas con diversos problemas complejos en las vías urinarias, por lo que una parte de los casos que ya no puede atender el centro debido a su avance extremo, es asumida por la brigada.

José María Peña, representante de los médicos voluntarios españoles, explicó que al país llegaron 10 especialistas que traen consigo medios tecnológicos avanzados.

“Estamos aprendiendo mucho en Nicaragua”
Agregó que las afecciones urinarias en Nicaragua son complejas y que en su país ya no se ven, las más comunes que destacó es la litiasis o piedras en los riñones, e incontinencias, pero en la mayoría de los casos las pacientes son mujeres.

“Hay una incidencia grande de estas enfermedades. Hasta la fecha (desde 2007) ya hemos podido atender a 525 intervenciones”, señaló Peña. “Estamos aprendiendo mucho en Nicaragua, haciendo muchas cosas con poco”, agregó.

El doctor Vargas añadió que las afecciones urológicas tienen una morbilidad alta, pero en el país es de apenas uno o dos pacientes por año.

La directora del Hospital Lenín Fonseca, María Otilia, indicó que la mayor parte de los pacientes provienen de las regiones más lejanas del territorio nacional y que algunos llegan con solo un riñón funcionando, tienen cirugías previas y es a estos a los que se les da el mayor seguimiento.