•  |
  •  |
  • END

“Yo de esto no sé nada”, fue lo que dijo la abogada Carmen Vanessa Mena Zepeda, al referirse al caso del norteamericano Christopher Evans Chartier, quien adquirió una propiedad de 5 mil varas cuadradas el nueve de noviembre de 2006 en la comarca Wiscoyol, municipio de Tola, pero que ahora se queja de ser víctima de un aparente tráfico de tierras.

“Estoy aquí en Managua y me llaman (ayer) para decirme que aparezco en el periódico (END). Yo traía el recibido de mi protocolo en donde no aparece ninguna escritura de las personas que mencionan aquí (el artículo periodístico), yo de esto no sé nada”, aseguró Mena Zepeda, quien se personó a las instalaciones de este rotativo para dar su versión sobre lo publicado ayer en la sección de DEPARTAMENTALES.

Y es que el Ministerio Público y la abogada particular de Evans Chartier, María Enedina Castillo, mencionan a Mena en una acusación criminal en contra de las acciones de Héctor José Lacayo Páez, quien presuntamente le ofreció sus servicios como gestor para realizar los trámites de inscripción de la propiedad.

Pero, además, Mena Zepeda es acusada por falsificación de documentos, junto a Lacayo Páez y el abogado Juan Thomas Altamirano, quien se quedó con la propiedad, y cuyo caso se ventila en el Juzgado Local Único de Tola.

Mena Zepeda calificó de “un montaje” de parte de la “señora Jacqueline Guevara, porque ella quiere por todos los medios evitar que yo prosiga con un juicio de falsificación de firma y usurpación de atribuciones”.

Según Mena Zepeda, Guevara es estudiante de tercer año de la carrera de Derecho y ha falsificado la firma de ella para poder hacer trámites en varios juicios, por lo que interpuso una demanda por usurpación de atribuciones, y ahora quiere evitar por todos los medios posible que se anule dicha demanda.

Ninguna de las personas que se señalan en el artículo periodístico “comparecieron ante mí”, insistió Mena Zepeda, quien también amenazó al periodista Lésber Quintero, redactor de la nota, de demandarlo por injurias y calumnias por el artículo periodístico publicado en END.

“Si él (Quintero) no da una nota aclaratoria de esto, yo lo demando por injurias y calumnias y daños, porque él me está injuriando y me está dañando mi reputación”, dijo Mena Zepeda.

Por su parte, Quintero dijo que continuará dándole seguimiento a este caso y que se limitará a publicar los hechos a como lo ha venido haciendo, según los registros del Juzgado Local Único de Tola.