•  |
  •  |
  • END

Adolfo Hurtado, Director del Programa Alimentario de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Nicaragua, afirmó que el hambre en el mundo sigue en aumento debido a los altos precios del petróleo, e instó al gobierno a cambiar los modelos de productividad, desde las zonas rurales.

“Hay que cambiar los modelos productivos que actualmente están basados en los petroquímicos. Hay experiencias en sistemas agroforestales, donde se introduce la tecnología, para aumentar los rendimientos de la misma manera que si se utilizara fertilizantes”, dijo Hurtado.

Explicó que más del 80 por ciento de la inversión se va en costo de fertilizantes, los cuales dependen fuertemente de los precios del gas natural, debido a que éste es un importante componente del costo de producción de la urea y del amoníaco.

Demanda alimenticia
Además, dijo que se tiene que abaratar el costo del transporte, tomando en cuenta que la producción de frijol que sale de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), se vende a El Salvador, y regresa a Nicaragua con alto costo, producto del procesamiento y el costo de combustible.

“Se debe crear una estrategia de descentralización agroindustrial en las comunidades, para que desde de las zonas rurales salga el producto empacado y así abaratar los costos del transporte”, indicó el funcionario de la FAO.

Hurtado lamentó que nuestra economía se encuentre centralizada, desde la forma de gobierno, hasta la forma de gestión económica. Asimismo, explicó que nuestro país tardará más de diez años de estabilizar la oferta y demanda de precios, tomando en cuenta la apertura de fronteras a nivel mundial.

“Hay que tomar en cuenta la integración de los chinos y los hindúes al mercado de alimentos, ya que además están pasando a comer proteínas y animales.

La demanda alimenticia ha crecido a volúmenes enormes, que va entre nueve y siete por ciento anual, y eso no va a cambiar”, indicó Hurtado.

Estas declaraciones las brindó Adolfo Hurtado durante una conferencia de prensa brindada por el Programa Integral de Nutrición Escolar (PINE) del Ministerio de Educación, donde afirmó que un millón de estudiantes tienen seguro el alimento escolar hasta 2009.

La viceministra de Educación, Milena Núñez, aseveró que un millón de niños tienen garantizada la merienda escolar. Indicó que en este primer trimestre se distribuyó 39 millones 996 mil raciones de alimento a 950 mil escolares.

Además, dijo que para el segundo trimestre se tiene preparado 42 millones 756 mil raciones de alimentos. “La merienda garantiza, además de las nutrición escolar, la salud y la retención en el aula de clases”, expresó Núñez.

En los almacenes del Mined se encuentran ocho mil toneladas métricas de alimentos que serán distribuidos en los 153 municipios del país. La funcionaria agradeció el apoyo del Programa Mundial de Alimentos y la FAO.