•  |
  •  |
  • END

LA DALIA

Campesinos de la comunidad de Santa Julia, municipio de La Dalia, quienes antes habitaban en pequeños cuartos de los campamentos de la hacienda cafetalera, hoy gozan de una vivienda digna gracias a la Fundación Arco Iris, que desarrolla proyectos sociales en siete municipios de diferentes departamentos del país.

Treinta familias fueron beneficiadas con igual número de viviendas, quienes manifestaron que con el salario que devengaban en los cortes de café, nunca hubieran logrado construir una casa digna para sus hijos. Pero ahora, gracias Arco Iris, tienen una casa digna para un obrero agrícola que gana sólo para buscar la alimentación.

Las viviendas tienen un costo de tres mil dólares, las que cuentan con patio, letrina, y pronto también constarán con agua potable y energía eléctrica; todo gracias a la gestión realizada por la comunidad, quienes también se han capacitado en el cuido del medio ambiente.

Lo importante es que los campesinos beneficiados con las viviendas, van a pagarla a 20 y 25 años, con una cuota mensual de 10 dólares, para los que tienen un palazo de 20 años, y 8 dólares para los que tienen un plazo de 25, aseguró Nelson Palacios, Director Ejecutivo de Arco Iris en nuestro país, cuya sede central está en Ciudad Sandino.

Están en La Dalia desde el año 2003

Palacios señaló que la red Arco Iris llegó al municipio de La Dalia desde 2003, quienes iniciaron un proyecto integral para atender a 17 comunidades y beneficiar a ocho mil habitantes, donde se está trabajando en cuatro importantes componentes: salud, comedores infantiles, educación --fortaleciendo la enseñanza de los niños de primaria--, financiamiento a las familias para que puedan poner su propio negocio, y viviendas dignas para los campesinos. Con esta entrega ya son 175 viviendas que Arco Iris ha construido y facilitado a las familias campesinas distribuidas en seis comarcas del municipio de La Dalia.

Dijo que Arco Iris trabaja con organizaciones comunitarias, donde la red proporciona los alimentos, medicamentos y promotores que trabajan con la gente en el campo, organizándolos y capacitándoles en salud y educación.

Actualmente han becado a 300 jóvenes para que saquen su secundaria; proporcionan alimentos a dos mil 300 niños en los comedores; y brindan reforzamiento en español y matemáticas a dos mil niños que están estudiado sus clases primarias.

Las familias beneficiadas ponen la parte organizativa para que los proyectos tengan éxito.

Arco Iris es una organización con principios cristianos, cuyo presidente es el señor Keith Jaspers; con sede en Springfield Missouri, Estados Unidos.

Su objetivo es “fortalecer a la familia, ya que la familia necesita ayuda, necesita fortalecerse; pero para lograrlo necesita una mano amiga que lo ayude a salir adelante”, afirmó Jaspers.

Arco Iris trabaja en tres departamentos

A nivel nacional, Arco Iris cuenta con oficinas en cada departamento que trabaja: Managua, León y Matagalpa.

Anualmente, la organización presupuesta para la ejecución de sus acciones, unos dos millones de dólares, donde cada proyecto tiene una inversión de 200 mil dólares.

Con las treinta casas inauguradas en La Dalia, ya son 600 las que se han construido a nivel nacional en 24 comunidades.

Aproximadamente 12 mil 500 niños son atendidos en 155 comedores infantiles; 8 mil 500 niños reciben reforzamiento diariamente en las 520 escuelas que atienden los proyectos; un mil 500 adolescentes y jóvenes se encuentran becados; y 400 mil dólares se han destinado a créditos, beneficiando a 4 mil familias. Rafael Hernández Torres, en nombre de los beneficiarios, agradeció a quienes hicieron posible que hoy tenga una vivienda digna.

Al evento asistieron autoridades municipales y organismos con presencia en el municipio.