Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

El combustible más caro ahora es el kerosén y luego el diesel, mientras la gasolina regular es el más barato. Eso ocurre esta semana, cuando se marca el quinto récord de alzas en lo que va de este año, según se desprende del último informe del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

El litro de combustible más caro ahora se cotiza en 27 córdobas con 29 centavos, es decir, 103 córdobas con 30 centavos por galón. Es el kerosén, que se vende en la estación Esso de la Cooperativa “Carlos Núñez”, ubicada en el barrio La Fuente.

Este hidrocarburo registró un alza del dos por ciento, aunque se puede comprar más barato en la estación Texaco El Cortijo, donde cada litro cuesta 26 córdobas con cinco centavos.

El litro más barato en toda Managua cuesta 24 córdobas con 74 centavos, y es la gasolina regular que se vende en cuatro estaciones Shell: Bell Air, Centroamérica, Villa Fontana y Galerías. Ese precio también está en tres estaciones Esso: Las Colinas, Centro Comercial y Santo Domingo. Este combustible está más caro en la Shell de Plaza El Sol (C$ 26.06).

Después de cuatro días de retraso, el INE ayer emitió su informe después de revisar los precios de 74 gasolineras capitalinas. Es la quinta semana de alzas en los precios de los combustibles, y en el caso del kerosén, es la novena consecutiva. El diesel registró un alza de 2.7 por ciento, y el precio promedio subió de 25.58 córdobas hasta 26 córdobas con 27 centavos.

El diesel ahora se puede comprar más barato en la estación Shell Xolotlán, donde cuesta 24 córdobas con 94 centavos. El más caro también lo tiene esta marca en las estaciones El Periodista y Motastepe, donde se cotiza en 26.85 córdobas por litro.

El precio promedio del litro de gasolina premium o súper varió de 25.36 córdobas hasta 25 córdobas con 68 centavos. Se cotiza más barato en las estaciones Esso de Las Colinas y el Centro Comercial Managua (C$ 24.93), y más caro en las Shell Plaza El Sol y Los Robles, donde alcanza los 26 córdobas con 35 centavos.

INE señala en su informe que “los precios del petróleo están prácticamente al doble de lo que eran hace un año, y algunos economistas dicen que eso está desacelerando la economía mundial. Los crecientes precios del combustible han causado protestas en todo el mundo, por parte de pescadores, camioneros, agricultores y otros”.