Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Carta recibida:
Hola, me llamo Daniel, profesional originario de Matagalpa, Nicaragua. Señores de AyudaUSA, mi situación es la siguiente: tengo hermanas y padres en Estados Unidos. Una de ellas, ciudadana estadounidense, solicitó mi residencia igual que la de mis hermanos, en 2007. ¿Cuánto es el tiempo de aprobación y ejecución para nuestros casos y cuáles son los requisitos y documentos que hay que tener listos después? Con esta solicitud de residencia, ¿podré de manera personal solicitar la visa americana de visitante? La he solicitado cinco veces y me la han negado.

Si hay que llenar un formato para la visa de turista antes de la entrevista, acompañada de pruebas que demuestran que no tengo intenciones de quedarme en Estados Unidos, ¿por qué siempre me la niegan?, teniendo pruebas que demuestran lo contrario de lo que creen (trabajar, quedarse en EU ilegal), e incluso algunas veces ni observan los documentos que presento.

En la Lotería de Visas por internet hay una página, ¿se puede aplicar a esta página para la misma? Ellos cobran por cada aplicación, ¿está bien esto?

Daniel, Matagalpa.


Respuesta:
El proceso de “aprobación y ejecución” de una petición (i-130) hecha por un ciudadano gringo para beneficiar a su hermano (cuarta categoría en el boletín) --que incluye al cónyuge y a los hijos solteros y menores del mismo--, toma cerca o un poco más de 15 años en la lista de espera de visas para emigrar con mucha dignidad criolla a Estados Unidos (EU).

Este derecho, proceso, está descrito y controlado por el acta de migración INA Sección-código 202, 203(a) (4), y 204, 8 CFR 204, 205. El requisito principal, indispensable al someter la petición i-130, es no dejar dudas de la relación o vínculo familiar con el ciudadano gringo-nica, (partidas de nacimiento del peticionario y beneficiario, donde aparezca el nombre del padre y la madre, y que uno de ellos, o los dos, son el mismo para el peticionario y beneficiario). Según el caso, es posible que el oficial de migración (Uscis) le pida más documentos o pruebas de la unión de sangre o de hecho de los involucrados.

Con relación a qué documentos hay que tener listos después de la aprobación de la i-130... para su beneficio y de un centenar de lectores que tengan una petición aprobada, y desean caminar con paso fijo en el proceso de residencia, el “Aprendiz de Quijote” les recomienda que busquen esta columna de AyudaUSA los días viernes, edición impresa por EL NUEVO DIARIO, sección CONTACTO END, o en el sitio web elnuevodiario.com.ni, con fechas 4, 11, 18 y 25 de abril de 2008. Sin olvidar que lo ideal es buscar ayuda legal calificada en la ciudad donde vive el peticionario (residente legal o ciudadano gringo).

Ahora bien, ¿con esta solicitud de residencia podrá de manera personal solicitar la visa americana de visitante? Claro que puede, y no sólo cinco, sino diez veces, pero el resultado final creo que será el mismo, le negarán la visa de visitante, pues a todas luces usted es un emigrante potencial, aun si tiene trabajo, bienes y familia en Nicaragua.

Con el hecho de solicitar tantas veces visa de turista, tener una petición de residencia pendiente y un buen grupo de familiares en EU, a todas luces el cónsul gringo presume con gran nivel de aceptación que usted, amigo Daniel, le corresponde la sección 214 (b) del Acto de Inmigración y Naturalización de EU, que considera a todo solicitante de visa de turista como un potencial emigrante. Y claro, ni se molesta en revisar los documentos adjuntos que usted lleva a su entrevista consular.

Amigo Daniel, ir cinco veces a solicitar visa al consulado, y que en cada una de ellas le digan que no, es ser, con todo respeto, “un poquito cinco veces terco”. Lo idóneo hubiese sido que su familia en EU (padres, hermanas) visitara un bufete de leyes en EU, especializado en leyes de migración gringa, e inteligentemente buscaran alternativas posibles, concretas. Quizás hasta un patrocinador con una oferta de trabajo.

Le cuento que en casos como el suyo, amigo Daniel, la única posibilidad de poder entrar a EU, mientras espera por la aprobación y ejecución de la petición de su hermana, es gestionar en tiempo y forma una visa de trabajo. Las visas de trabajo son posibles, aun teniendo una solicitud o petición (i-130) pendiente. Es decir, es permisible la doble intención del nicaragüense, en ser a todas luces un potencialmente emigrante, y a la vez, gestionar con éxito una visa temporal de trabajo.

Para mayor ilustración sobre visas de trabajo, les recomendamos a nuestros amigos lectores que busquen por EL NUEVO DIARIO, sección CONTACTO END, los artículos del año pasado con fechas del dos, cinco, nueve y 12 de enero. También del 30 de noviembre, producidos todos, como siempre, por el bufete de Inmigración AyudaUSA, PA, donde encontrarán información básica sobre las visas de trabajo.

En su defecto, visítenos, que le ayudaremos, pero no gaste, no bote sus dólares sin planificar correctamente sus derechos, privilegios y posibilidades de éxito en la gestión deseada de visa.

En relación a que hay una empresa que ofrece las inscripciones para la Lotería de Visas... es legal, pero pecan por cobrar mucho, y casi aseguran o prometen que el participante ganará la visa.

Para usted y miles de lectores, les dejamos saber que el próximo mes de julio en AyudaUSA, sucursal Managua, comenzaremos a un costo de diez dólares las preinscripciones familiares e individuales para la nueva Lotería de Visas DV-2010.

Son 50 mil visas que el gobierno de Estados Unidos anualmente rifa a nivel internacional, para que los afortunados y sus familiares participen y ganen... puedan vivir, trabajar, estudiar, hacer campamento legal y permanente en EU con mucha dignidad criolla.

Por quinto año consecutivo en AyudaUSA, de julio hasta noviembre de 2008, estaremos comprometidos con nuestros coterráneos en el proceso de las inscripciones de la Lotería de Visas. Espere por este medio mayores detalles, de cómo hacerlo gratis por cuenta propia. ¡El resto... es historia!
*Sociólogo, Catedrático
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000
Managua: 266-2000
Celular: 893-3000
Casa 30, Reparto San Martín