Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

La Procuraduría General de la República, la Alcaldía de Nindirí y los representantes de las urbanizadoras que con sus construcciones han provocado inundaciones que afectan a los habitantes de Planes de Veracruz y Prados de Eucalipto, firmaron ayer un acuerdo mediante el cual se comprometen a resolver el problema con la construcción de una micropresa.

La micropresa, según el acuerdo, tendrá un valor de 150 mil dólares y capacidad de almacenar 14 mil metros cúbicos de aguas pluviales para la que se establece un precio de 86 mil dólares, asignándose la ejecución a la empresa Desarrollo Sooner S.A., por medio de la constructora Sinergia.

La misma se construirá sobre un terreno de 5 mil 580 metros cuadrados que actualmente es propiedad de María Salame de Kadán, ubicado contiguo a la salida del cauce de Bosque de Capistrano y cuyo valor es de 60 mil dólares.

Del costo total de la construcción de 150, 600 dólares, según el acuerdo, Desarrollo Sooner asumirá 30 mil dólares aplicables a la construcción de la micropresa, más 15 mil 60 dólares de los cuales la Alcaldía de Nindirí se compromete a discutirlo con el Concejo, y que acreditará a los impuestos de Palma Nova y Bosques de Capistrano. La Alcaldía de Nindirí aportará el equivalente a 30 mil dólares en impuestos y donará el costro de los impuestos del uno por ciento sobre el valor total de la obra.

Según el acuerdo, Desarrollo Veracruz aportará el valor restante de la obra equivalente de 90 mil 480 dólares más el 50 por ciento de la aportación de la Alcaldía de Nindirí, equivalente de 15 mil 60 dólares.

Los vecinos de dichas urbanizaciones se han quejado desde hace un año porque durante la temporada de lluvia son víctimas de la zozobra que provoca en sus hogares las inundaciones.