•  |
  •  |
  • END

La compra de equipos eléctricos eficientes o ahorrativos para el uso en los hogares u oficinas, es cada vez más necesario pues sólo en el último año, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) ha aprobado ajustes en la tarifa del servicio de energía de hasta un 22.68 por ciento. Este aumento se debe principalmente a que más de un 80 por ciento de la electricidad que se produce en el país es a base de derivados del petróleo, como el diesel y búnker o fuel oil.

Erick López Cuadra, técnico del Centro Producción Más Limpia (CPML), indicó que lo primero que debe hacer un consumidor al momento de visitar una tienda de electrodomésticos es preguntar o buscar la etiqueta del producto. Si la categoría del aparato es “A”, significa que ese equipo es muy ahorrativo, y entre más se aleje de esa letra en el alfabeto significa que el producto es menos eficiente.

Hay otros aparatos eléctricos que traen consigo la etiqueta Energy Star, explicó, lo que quiere decir que son los más ahorrativos y producen menos contaminación al medio ambiente.

Becker Aráuz, capacitador del Grupo M, firma que aglutina a 42 tiendas “El Gallo más Gallo” y 13 establecimientos “El Machetazo” en Nicaragua, aseguró que el personal que atiende a los clientes en las diferentes partes del país recibe una previa capacitación en relación a las características de los equipos eléctricos, incluyendo el uso eficiente de la energía de los mismos.

Agregó que a los vendedores se les instruye para que puedan discernir las particularidades de cada producto, se les enseña cómo manejar los cálculos numéricos, que traen los artefactos para clasificarlos por marcas, qué productos consumen más o menos energía, y por qué razón.

A manera de ejemplo, Aráuz expresó que una de las lavadoras más eficientes actualmente son las de marca LG. “Por ejemplo, pongo dos lavadoras, una LG y otra de la marca Whirlpool, con modelos equivalentes y el funcionamiento parecido, pero con capacidad de 24 libras para lavar, enjuagar y secar la ropa, y allí se comprueba que mientras la Whirlpool consume 840 watt por hora, la LG consume sólo 540 aunque hace lo mismo”, señaló.

Vendedores no están informados
Explicó que para cada aparato siempre existe algún tipo de información para conocer el uso que brinda a la energía, y la clave está en el uso eficiente de la misma. Aseguró que todos los vendedores están entrenados para responder a estos detalles, aunque el cliente siempre decide su compra con muy poca información.

Sin embargo, en un recorrido que hizo EL NUEVO DIARIO en Managua por varios establecimientos de “El Gallo más Gallo” y “El Machetazo”, se comprobó que los vendedores no manejaban suficiente información relacionada con los equipos eléctricos. Además, muchos de estos aparatos carecen de una etiqueta que indique las características del producto, el país de origen, la marca que lo elaboró y la rotulación que precisa su eficiencia.


No es tan cierto
Por ejemplo, uno de los vendedores de la tienda “El Gallo más Gallo”, ubicada cerca del Mercado “Iván Montenegro”, dijo que mientras un televisor era más pequeño, así también se ahorraba energía. No obstante, Aráuz dejó claro que un televisor de 29 pulgadas que tiene Energy Star puede ser más eficiente que uno de 21 pulgadas que no tenga esa etiqueta.

Asimismo, visitamos algunas tiendas de la Curacao y Tropikong (de almacén Tropigás), pero los vendedores se limitaban a informar sobre las características físicas del producto y el costo del mismo, ya sea al contado o al crédito. Cuándo se les preguntaba acerca de la eficiencia energética, algunos vendedores tampoco supieron explicar, sencillamente porque no tenían la etiqueta, o bien, por desconocimiento.

Intentamos conocer la versión de la cadena de tiendas Tropikong, pero sus ejecutivas no se encontraban en el país y no había nadie que pudiera atender, según nos indicaron. También hablamos por teléfono con Mayra Lacayo, gerente comercial de La Curacao, para concertar una entrevista al respecto, pero tampoco hubo respuesta.


Decreto presidencial que nadie cumple
Precisamente, ante la necesidad de implementar acciones de urgencia que promuevan el ahorro y uso eficiente de la electricidad, el presidente Daniel Ortega emitió el pasado 30 de enero el decreto 2–2008, denominado “Ordenamiento del Uso de la Energía”, en el cual ordena a las instituciones y empresas estatales reducir en un 20 por ciento el consumo de electricidad y combustibles, en un plazo no mayor de tres meses a partir de esa fecha.

Hasta el momento, las autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM) han confesado que no han podido medir dicha reducción, y los aires acondicionados y refrigeradoras existentes en las instituciones, son clave de este cálculo pues así lo detalló Ortega en su decreto.

En el mismo documento se precisa que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), debe “publicar y poner en prácticas las Normas Técnicas Obligatorias Nicaragüenses (NTON) y etiquetado, referente a la importación de principales equipos eléctricos de mayor consumo, tales como: lámparas fluorescentes compactas, bujías incandescentes, motores eléctricos, refrigeradores y aires acondicionados”.


Mific trabaja norma
En ese sentido, Noemy Solano, Directora de Tecnología y Norma del Mific, explicó que para dar respuesta al decreto presidencial procedieron a conformar comités técnicos y equipos de trabajos para desarrollar las normas de acuerdo a los aportes de especialistas en el tema, para luego ser evaluadas por diferentes instituciones o empresas como la Cámara de Comercio de Nicaragua, profesionales de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), las autoridades del MEM y del INE, entre otras.

Expuso que se han trabajado normas a nivel regional a través de la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (Copant), que trabaja el área de la eficiencia energética y el medio ambiente.

Se tomaron como referencia los siguientes productos: lámparas fluorescentes, aires acondicionados, refrigeradores y motores eléctricos. Añadió que a mediados de este mes iniciarán un proceso de consulta pública para realizar los últimos ajustes a las normativas, para luego empezar a aplicarlas en el país, con el propósito de que el consumidor compre el producto con las especificaciones ofrecidas de los equipos, por lo que éstos serán sometidos a pruebas para verificar si concuerdan con lo establecido en su etiqueta.


Consumidor decide
No obstante, Solano dejó claro que no se restringirá la entrada al país de equipos eléctricos, pues será el consumidor final quien decidirá si compra un aparato ahorrativo o no.

Pero, pese a que el decreto también precisa que el Ministerio de Educación (Mined) en coordinación con el MEM deberían haber iniciado una campaña educativa en relación a ese tema, hasta el momento ninguna de las autoridades de ambas carteras han cumplido. Asimismo, el artículo 10 del decreto precisa que el MEM en coordinación con el Consejo de Comunicación y Ciudadanía elaborará un plan nacional de comunicación dirigida a todos los sectores de la economía para ahorrar y hacer uso eficiente de la energía, y hasta el momento tampoco hay avances tangibles.

“Lo que en realidad queremos es que si viene un producto eficiente, que lo digan (la casas comercializadoras) para que la población decida. No queremos inducir a engaños al consumidor… Nosotros (el gobierno) lo que tenemos que garantizar que si en realidad venden un producto eficiente es que en realidad sea eficiente”, refirió Solano.

El consumidor debe exigir a los vendedores de las diferentes tiendas que les muestren la etiqueta del producto, y recordar que las categorías A y B son las más eficientes, pero también la etiqueta Energy Star garantizan que dichos aparatos son ahorrativos porque consumen una pequeña cantidad de electricidad.