Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) anunciaron el retraso de seis meses más en la culminación de las obras de construcción de la planta de tratamiento que procesará las aguas residuales de Managua. Ahora se espera que comience a funcionar en diciembre próximo, cuando también se empezará a cobrar en las facturas de los clientes un porcentaje por este servicio, que dependerá del consumo de agua potable.

A finales de diciembre de 2004, cuando iniciaron las construcciones de las obras, el entonces presidente de Enacal, Luis Henry Debayle Solís, aseguró que la planta estaría concluida a mediados de 2007, pero luego, la actual presidenta de la empresa aguadora, Ruth Herrera, prometió que sería hasta mediados de 2008. Ahora, un año después, resulta que será hasta diciembre de 2008.

“Estamos atrasados con la construcción de seis estaciones de bombeo, que son las que garantizan poner el agua en la planta... Entonces, eso nos obliga a que la planta de tratamiento entre a finales de este año”, confesó Marcelino Jiménez, funcionario de Enacal y encargado del proyecto de saneamiento del lago, quien también reveló que hasta la fecha hay un nivel de avance del 95 por ciento de las obras.


Cobrarán tratamiento de agua
Jiménez recordó que una vez que entre en funciones la planta, Enacal empezará a cobrar el servicio de tratamiento de aguas residuales a los clientes que estén conectados a la red de alcantarillado sanitario, y a su vez, a los sistemas interceptores de tubos colectores que permitirán llevar el líquido hasta la planta, ubicada de la Subasta dos kilómetros al lago y cuya área es de casi 30 manzanas de terreno.

Jiménez dio esas declaraciones a EL NUEVO DIARIO después de que expuso el proyecto a los estudiantes de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología (Unicit), en cuya ponencia recordó que el financiamiento para la construcción de la planta de tratamiento es de 85 millones de dólares. Una parte es donada, otra son préstamos y lo restante son fondos de Enacal.

Algunas de las agencias que financian ese proyecto son la KFW de Alemania, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Alemán de Desarrollo.


INAA ya aprobó cobro
Según la resolución CD-RE-036-2007, el consejo del ente regulador (INAA), integrado por Carlos Schutze, Jorge Hayn Vogl y Luis Urbina Noguera, ya aprobaron un nuevo cobro en la factura de Enacal para darle mantenimiento a esta planta. Eso lo firmaron todos en la sesión realizada el 25 de julio del año pasado y le llamaron “Cargo por Tratamiento de Aguas Residuales”, el cual oscilará entre el 15 y 24 por ciento de la factura actual, en dependencia del consumo de agua potable de cada cliente.

A manera de ejemplo, los usuarios de los asentamientos y barrios que consumen hasta 20 metros cúbicos mensuales de agua potable, pagarán 43 centavos por cada metro cúbico, y para quienes consumen más de 20 metros cúbicos al mes, el cobro será 56 centavos.

En el caso de los clientes domiciliares, por cada metro cúbico consumido se le cobrará entre 60 centavos y un córdoba con 94 centavos por tratamiento de agua. Y para los clientes capitalinos que consumen más de 50 metros cúbicos, se les cobrará entre 95 centavos y dos córdobas con 40 centavos por cada metro cúbico.

Los clientes de las urbanizaciones y complejos habitacionales que tienen pozos propios y descargan sus aguas negras en el alcantarillado de Enacal en la capital, pagarán seis córdobas con 72 centavos por cada metro cúbico de agua consumido, en concepto de tratamiento de agua.


“Últimos remates”

Hasta el momento, según Jiménez, se han rehabilitado unos 40 kilómetros de tubería colectoras de aguas negras en Managua, y terminan de instalar 22 kilómetros de tubos colectores que interceptarán 120 mil metros cúbicos de aguas residuales (31 millones 700 mil 736 galones), los que diariamente salen de todas las zonas de Managua.

Esa cantidad de agua servida será trasladada por esos tubos hasta la planta, en donde se procesará para descargar el agua limpia en el lago. Jiménez comentó que ahora se están haciendo los “últimos remates”.

La empresa inglesa Biwater Internacional es la encargada de construir la planta de tratamiento y la operará durante cinco años, tiempo en que se hará una “transición técnica” a Enacal.