Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Visa-status incierto cuando

Hay un… ¡nada de nada!

Dr. Franklin Franklin

Carta recibida:
Estimado “Aprendiz de Quijote”, soy una nica joven recién graduada de la universidad y con muchas ganas, necesidad de trabajar. Hace unos meses conocí a un señor gringo en un Centro Comercial. Nos hicimos buenos amigos, salimos a comer, a pasear, y después de varios días comenzamos un noviazgo apurado. Antes de irse a EU me propuso matrimonio y estamos en eso. Yo deseo visitar, conocer Estados Unidos (EU), casarme, trabajar en mi profesión, tener familia, un hogar.

Mi novio aparenta más de los cuarenta y no me ha dicho su edad. Yo tampoco le pregunto (por pena). Tengo dos fracasos amorosos anteriores. Mi novio gringo me dice que estuvo casado, que está feliz del divorcio y que en la actualidad vive y trabaja con un primo y su mejor amigo en EU. Dice que hay una relación entre los tres, “intima, especial”.

Dice que cuando nos casemos viviremos en EU con sus amigos, que la vida está cara y es más económico compartir gastos (renta, comida, etc.). Esto me incomoda un poco, pero yo me estoy enamorando, lo quiero. ¿Cuál es el procedimiento para la visa? ¿Me caso aquí (Nicaragua) y meto los papeles en el consulado? ¿Será mejor si consigo una visa y me caso en EU? ¿Qué es lo mejor y más rápido?
Hubo una cosita negativa en la relación, y es que en dos oportunidades hemos tratado de estar íntimamente juntos, como pareja, pero él… nada de nada. Como que NO me desea. ¿Podría esto ser un problema en los trámites de mis papeles?
Cuando él estuvo en Nicaragua recibía muchas llamadas de EU, de sus amigos, preguntando cuándo regresaría a su casa. Ahora que yo lo llamo, los amigos contestan que no está y me cuesta hablar con él. Entonces, sólo hablamos cuando él me llama. Estoy en una situación “que SÍ, que NO”, en tinieblas, sin saber realmente qué hacer. Espero el faro de luz de AyudaUSA.


Verónica, Managua.


Respuesta:
Estimada amiga lectora, Verónica. Hay que tener mucho cuidado con el corazón, ver hacia dónde hace puerto el bote de la felicidad y de la estabilidad. ¿Que si está cerca en nuestra Nicaragüita? ¿Será que Cupido nos da una pequeña oportunidad de realizar sueños de amor-trabajo en tierras del Norte? Pero una cosa es muy importante, NO debe engañarse uno mismo. NO debe subir las escaleras demasiado rápido, puesto que en cualquier tropiezo, la caída escaleras abajo puede ser traumática, fatal.

No trate de engañarse, amiga Verónica, creyendo encontrar al príncipe azul con pasaporte gringo. NO todo lo que brilla está limpio, quizás está en las puertas de un triple fracaso, un gran desengaño. Es entendible que usted esté emocionada con la nueva relación, que mire el futuro de conocer, trabajar, amar, ser amada, hacer campamento en tierras estadounidenses, pero las bases de este proyecto están asentadas en tierras un poco movedizas, pantanosas.

Tenga mucho cuidado con lo que vaya a hacer a nivel de amores y proceso migratorio en EU. Esto lo afirmamos por lo enredado que visualizamos y desglosamos su caso.

Hay varios factores que inciden negativamente en su caso amiga lectora. Comencemos con el hecho de un “noviazgo apurado” y “proposición de matrimonio” en semanas. Eso es poco común y falto de raíces verdaderas, sólidas. El “Aprendiz de Quijote” cree que es posible el amor a primera vista, pero es poco común y difícil en los tiempos que vivimos. Otro asunto es el hecho de que usted, amiga lectora, no sabe la edad del gringo, cuál es su verdadero entorno familiar, laboral, de amigos en Estados Unidos.

Un dato en su cartita que nos llama mucho la atención, es que estando en Nicaragua, su novio, amiga Verónica, recibía constantes llamadas del primo, del amigo, con los cuales vive y tiene una relación muy “intima y especial”, sumado al hecho de que usted trató en dos ocasiones de consolidar la relación íntimamente. Que en el momento “especial” el novio… nada de nada. Y por último, que cuando usted lo llama “el novio no se encuentra, o se lo niegan”. Con todo respeto, amiga lectora, esto huele feo… ¿Será o no será que “el novio tiene otro… novio”?
Asumiendo que estamos equivocados en cuanto a la preferencia amorosa del novio, desglosemos las opciones migratorias de nuestra amiga lectora, para beneficio de ella y de miles de lectores dentro y fuera de Nicaragua, quienes todos los viernes leen esta columna de AyudaUSA por EL NUEVO DIARIO, versión impresa y cibernética.

Primero, le sugerimos que NO se case y que busque una visa de prometida (fiancé, formulario i-129F). Estas visas son bastante rápidas en ser adjudicadas, y aunque tienen sus bemoles, sirven para que la novia (o) se traslade rápidamente a EU y pueda realizar con calma el matrimonio en la ciudad estadounidense donde vive el novio (a).

Para una ilustración del proceso y requisitos de la visa de prometido, le recomendamos amiga lectora, que busque la columna de AyudaUSA con fecha 11 de junio 2004 y el 13 de mayo 2005.

Pero si deciden casarse, el proceso se inicia sometiendo la petición de residencia (i-130). Una ilustración del proceso de principio a fin de las peticiones familiares lo podrá encontrar en los artículos publicados en END con fechas 28 de marzo y 4, 11, 18, 25 de abril de 2008.

En cuanto a obtener una visa de turismo, AyudaUSA publicó para beneficio de miles de lectores de EL NUEVO DIARIO, una “guía para solicitar visa americana”, como lo visualizamos en AyudaUSA.

Esos artículos los puede encontrar en la versión impresa o cibernética con fecha 18 y 25 de enero, y 1 y 8 de febrero de 2008. Tengan cuidado y NO boten, regalen los 143 dólares más gastos colaterales de visa. ¿Saben cuantas libras de arroz, frijoles, cuajadas, tortillas, pinol, azúcar, sal, cebolla, aceite, se puede comprar con estos dólares? ¡El resto, es historia!

Sociólogo, Catedrático
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000
Managua: 266-2000
Cel. 893-3000
Casa 30, Reparto San Martín.