•  |
  •  |

Unas cinco mil familias del campo han frenado el uso excesivo de la leña y del carbón, con la utilización de una cocina alternativa que administra mejor el calor, la cual es promovida por el Ministerio de Energía y Minas, MEM.

María Esperanza Sirias, Directora de Políticas Energéticas del MEM,  dijo que muchas de las beneficiadas con el proyecto de cocinas mejoradas, no podían comprar una cocina y un cilindro de gas, por lo que usaban los fogones tradicionales para cocinar, utilizando gran cantidad de leña, y sobreexponiéndose, además, al calor y al humo.

“El uso de combustible térmico (gas licuado) es limitado en estas zonas, y la costumbre en estas familias es utilizar más la leña. El propósito con este proyecto es dotar de una alternativa a estas familias con cocinas mejoradas, que son más eficientes, usan menos leña y carbón vegetal. Con ellas se administra mejor el calor, y los alimentos se preparan sin que la salud de la mujer esté en riesgo por afectaciones del humo”, señaló la funcionaria.

Lilliam Molinares, responsable de ventas de Proleña, organismo que promueve las cocinas mejoradas, explicó que estos equipos facilitan la preparación de alimentos, de forma rápida y segura.

“Es más sencillo para ellas cocinar, porque no están respirando tanto humo, ahorran dinero en la compra de leña y contribuyen al cuido del medio ambiente, ya que al quemar menos leña, se produce menos calentamiento térmico al ambiente, además, que se conservan más los árboles”, dijo.

Las cocinas son promovidas en conjunto por Proleña y el MEM, que capacita a las mujeres beneficiadas y proporciona los conocimientos para su uso eficiente.

El Ministerio de Energía apoya desde hace varios años a varios organismos como Proleña, y a pequeñas empresas que dedican esfuerzos en el campo investigativo y a la transferencia de tecnología,  que incluye diferentes modelos de cocinas para sectores vulnerables.