•  |
  •  |

Más de 15 trabajadores de la construcción se presentaron ayer ante el Ministerio del Trabajo, Mitrab, para exigir una inspección en la empresa Montajes Electromecánicos Generación y Automatización, Mega, a cuyos dueños acusan de no pagar días feriados, horas extras, séptimos días y las horas establecidas en el convenio colectivo por suspensión de obras, entre otras prestaciones.

Según reclamó Jorge Umaña, uno de los afectados, en el caso de los proyectos Tierra Prometida y San Isidro de Bolas, el pago de la última quincena ha sido escuálido, ya que la mayoría de los salarios oscilan entre los 900 y los 1,000 córdobas.

“Esto violenta la cláusula 30 del convenio colectivo, que establece que en caso de lluvias continuas mayores de tres horas, que ocasionen la suspensión de obras, la empresa pagará cuatro horas por día, hasta un máximo de tres días, pero la empresa no está pagando lo establecido”, explicó Umaña.

Los afectados también denunciaron el despido --supuestamente ilegal-- de dos de sus compañeros, y continuas amenazas para obligarlos a desconocer el sindicato al que pertenecen.

“La empresa nos dice que si nosotros desconocemos al SCAAS (Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Soldadores), va a aceptar nuestras peticiones, pero nosotros nos oponemos firmemente, porque violenta la libertad de sindicalización”, señaló el trabajador Mauricio Ricardo Martínez.

Los demandantes denunciaron, además, que Mega se niega a enterar la deducción del 2% para el sindicato.

El secretario de propaganda de SCAAS, Manuel Hurtado, explicó que esto violenta la cláusula 22 del convenio colectivo, el cual establece que ninguna empresa puede inmiscuirse en la decisión del obrero de cotizar o no al sindicato, y también denunció que la interrupción de obras se ha efectuado sin la autorización del Mitrab.

Mega S.A. niega todo

Martín Huete, Gerente General de Mega,  desmintió lo denunciado por los obreros, e indicó que el Art. 38 del Código del Trabajo, claramente establece que en caso fortuito o de fuerza mayor, la suspensión de obras no requerirá la autorización del Mitrab, y aseguró que siempre han pagado las prestaciones sociales a los empleados.

También explicó que los despidos a los que hacen alusión los trabajadores, se debieron a indisciplina y a una falta de disposición al trabajo, y explicó que las deducciones del 2% no se han hecho, porque aún no tienen la firma de todos los trabajadores aceptando la deducción.

La Inspectoría General del Trabajo del Mitrab anunció una revisión del caso para mañana, tras lo cual emitirá una resolución.