•  |
  •  |

Cuarenta familias de El Crucero, que atraviesan una difícil y riesgosa situación debido a las incesantes lluvias, demandaron la atención del presidente Daniel Ortega, a quien piden les “mida con la misma vara” que utiliza para ayudar a sus simpatizantes y no sigan siendo ignorados por las autoridades de emergencia.

Tres mujeres --madres de familia-- se presentaron a la redacción de EL NUEVO DIARIO, para denunciar que unas 200 personas, de la comunidad Villa “Carlos Hernández”, están siendo marginadas en medio de la emergencia, por no simpatizar con el gobernante Frente Sandinista.

La señora Alba García, coordinadora de esa comunidad, situada en el kilómetro 27 y medio, de la Carretera Sur, refirió que las 40 familias fueron desalojadas hace seis meses por la Procuraduría de la Propiedad, y se encuentran a la intemperie habitando en casas improvisadas.

El problema es que ya llevan soportando nueve días consecutivos de lluvias y están en riesgo latente, por lo que lanzaron un SOS al mandatario Ortega. Doña Johanna del Carmen Mendieta Narváez, madre de tres menores de edad, dijo que las casitas de plásticos están cediendo ante los constantes aguaceros y las rachas de viento, exponiendo principalmente a los niños a contraer cualquier afección respiratoria.

Las mujeres reconocieron que el alcalde de El Crucero, Noel Guevara, ha ayudado en lo que puede a las 40 familias, “pero somos conscientes de que el presupuesto no le da para mucho”, razón por la que están recurriendo al gobierno y Defensa Civil  para que les preste atención, comentó otra jefa de familia, Carolina Idiáquez López, quien tiene cinco hijos.

García, quien es jefa de familia con cuatro hijos, dijo que trabaja para la comunidad sin distingos políticos, pero lamentó que desde hace seis meses fueron lanzados a la calle y ahora temen que sus vástagos se enfermen.

 “Demandamos al presidente Daniel Ortega, que nos mida con la misma vara que a sus correligionarios de las comunidades La Pilas, Los Hidalgo, Berlín, El Callado y Los Fierros, quienes sí han sido apoyados por el gobierno, Sinapred y Defensa Civil. Nosotros también somos nicaragüenses”, afirmó García.