•  |
  •  |

La Policía Nacional reiteró sus explicaciones sobre los motivos que conllevaron para otorgarle baja deshonrosa al suboficial mayor Domingo Antonio Navas Vallecillo, quien denunció que la jefatura de esta institución, lejos de premiarlo por haber denunciado un acto de corrupción que involucra al recién ascendido comisionado mayor Sergio Gutiérrez, jefe del Distrito Cinco de Managua, lo corrió.

“La baja fue dada por actos que afectan la imagen y el prestigio de la institución, hizo uso del recurso que en derecho le corresponde y apeló, pero la baja fue ratificada por el director por ministerio de ley en ese momento, comisionado general Javier Meynard”, dijo el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía.  

Según Navas, él denunció ante la Dirección de Asuntos Internos de la Policía, que el comisionado mayor Gutiérrez, en menos de tres horas, dejó en libertad a Augusto Armon Lemus y a Marcos Reyes, dos narcotraficantes que portaban 98.8 gramos de marihuana, una caja metálica con residuos de cocaína y 40 mil dólares, la madrugada del 25 de enero del año pasado.

Llama la atención que al informe y al expediente del caso que denunció Navas no les asignaron un número específico. Insistimos en preguntarle al comisionado mayor Borge en qué consistían los actos cometidos por el suboficial mayor, pero se dedicó a repetir la misma repuesta.

“Por presentar actitud lesiva de desprestigio en perjuicio de la institución, manifestando con su comportamiento una actitud de infidelidad para la institución”, dice la carta de baja deshonrosa que recibió Navas. El jefe policial dijo que entrevistaron al comisionado mayor Gutiérrez en este caso, y que la Policía no está encubriendo a nadie. “No es la intención, no es nuestro espíritu y no ha sido nuestra costumbre proteger ni encubrir actos de corrupción”, finalizó Borge.