•  |
  •  |

Las llamas de los candiles que durante años iluminaron los hogares de la Isla Zapatera, finalmente se apagaron para dar paso a las bujías y a las lámparas fluorescentes, que ahora se encienden con la energía que suministran decenas de paneles solares.

La electricidad llegó a esta olvidada isla que pertenece al departamento de Granada, de la mano del Ministerio de Energía y Minas, MEM, que instaló 140 paneles de 80 vatios como parte del denominado Programa de Electrificación Rural en Zonas Aisladas (Perza), el cual pretende instalar más de mil panales fotovoltaicos en 12 municipios de la zona central y del Caribe nicaragüense.

Las comunidades beneficiadas en Zapatera fueron Sonzapote, Cañas y Guinea.

Cada sistema permitirá a las familias tener acceso a energía para conectar lámparas y electrodomésticos. La inversión en el proyecto es de 1.8 millones de córdobas.

Gladys González, habitante de Sonzapote, se manifestó sorprendida por la ejecución del proyecto, que llega a hacer la vida más fácil. “Para cargar un celular teníamos que ir hasta Granada, porque en el único lugar donde había energía era en la escuela de la Isla. Creímos que este proyecto nunca se ejecutaría, pero hoy estamos contentos y satisfechos”, señaló.

Comunidades de Momotombo y San Ramón beneficiadas
 El volcán Momotombo produce energía geotérmica y la inyecta al Sistema Interconectado Nacional, SIN, desde hace varios años. Sin embargo, varias comunidades aledañas al lugar nunca tuvieron acceso a la misma por falta de inversión en redes eléctricas. En las últimas semanas, el MEM también construyó en esta zona 2.1 kilómetros de redes eléctricas, que llevan energía a 72 pobladores de la zona, que habitan en las comunidades Boquerón y Sonrisa de Dios, invirtiendo 513 mil córdobas.   

“Este proyecto es un motor para que estas comunidades puedan desarrollar su economía”, consideró Lorena Lanzas, Viceministra de Energía. La funcionaria destacó que, además, se construyeron más de seis kilómetros de redes en la comunidad de Wabulle, en San Ramón, departamento de Matagalpa.  Ahí se invirtió un poco más de 1.2 millones de córdobas y se instalaron 54 postes de concreto para llevar el nuevo tendido eléctrico.

Lanzas indicó que para 2016 el MEM espera ampliar el nivel de cobertura eléctrica en zonas rurales hasta un 90 por ciento.