•  |
  •  |

Aunque las lluvias han cesado, y el huracán Rina cada vez se aleja más de las costas nicaragüenses, se mantienen la alerta máxima nacional, ya que estos fenómenos climatológicos pueden ser engañosos, según lo informó el doctor Guillermo González, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.

González  indicó que en el resto del país, específicamente en la franja central del Pacífico, permanecen alertas las diferentes instituciones de socorro, junto a los gabinetes del poder ciudadano, que continúan trabajando, para asegurar las condiciones mínimas a los damnificados por las lluvias.

“Se han venido reduciendo los más de 10,000 que se habían evacuado, porque en algunas comunidades han ido regresando a sus hogares, sin embargo, tenemos más de 7,000 personas que están todavía en los albergues a nivel nacional, a quienes se les brindará asistencia en los próximos días”, añadió.

El representante de Sinapred manifestó, además, que se han adaptado 110 refugios en todo el país, entre estos se encuentran albergues institucionales y solidarios.

Rina continuará alejándose de Nicaragua

Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, informó que el centro del huracán Rina se localizaba en el Noroeste del Mar Caribe, a unos 215 kilómetros de Cabo Gracias a Dios, y se desplaza lentamente --a seis kilómetros por hora-- hacia el Oeste-Noroeste, en dirección a la Península Yucatán, en México. Se prevé que mantenga este desplazamiento en las próximas horas.

“Por consiguiente, continuará alejándose de Nicaragua, sin representar amenazas de ningún tipo en el territorio nacional”, dijo el Ineter en su último boletín informativo. También señalan que continuarán vigilando el comportamiento de Rina, y recomienda a las autoridades locales mantenerse alerta en los puntos críticos identificados.

 

España solidaria con damnificados

A raíz de la ola de damnificados que dejó el temporal lluvioso en Nicaragua, el Gobierno de España, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Aecid, entregó ayer al Sinapred, un primer cargamento con enseres y utensilios básicos para la gente que su sufrió pérdidas materiales.  

El donativo está compuesto por 2,160 mantas; 2,400 mosquiteros; 272 Kits de cocina familiar; y 480 estufas de keroseno, que según el doctor González se distribuirá rápidamente entre los damnificados.