•  |
  •  |

El Programa de Agua y Saneamiento para Managua, Prasma, dio sus primeros frutos al beneficiar con un mejor servicio de agua potable a los pobladores de dos barrios de la capital. La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, recientemente inauguró una serie de obras que permiten abastecer de agua potable a más de mil personas del barrio Parrales Vallejos, cuyos hogares están ahora conectados al sistema de alcantarillado.

Las obras incluyen la construcción de 800 metros lineales de tuberías de agua potable y la instalación de 152 conexiones domiciliares, para sustituir las redes artesanales que no permitían un abastecimiento adecuado del vital líquido.  

También se completó la instalación de 200 metros lineales de redes de alcantarillado sanitario y de 43 conexiones domiciliares. La inversión general en el Parrales Vallejos fue de 3.2 millones de córdobas, financiados por el Banco Mundial y por el Gobierno.

Más redes
Un proyecto similar fue inaugurado en Villa Bulgaria, para benefició de más de 2 mil habitantes. Enacal tardó tres meses en reemplazar el 100% de la red artesanal, e instaló 3,051 metros lineales de tuberías de agua potable y 339 conexiones domiciliares.

La nueva red, mucho más eficiente, permite que los pobladores tengan ahora un servicio ininterrumpido de agua potable, según la empresa estatal.  En Villa Bulgaria se incorporaron, además, 20 viviendas al sistema de alcantarillado de la ciudad, luego que se construyeran 100 metros lineales de tuberías para alcantarillado sanitario. Este segundo proyecto tuvo una inversión de 3.2 millones de córdobas.