•  |
  •  |

Con el calendario 2011 avanzando aceleradamente, el Gobierno comenzó a agilizar la entrada de nuevas unidades de autobuses mexicanos, en un aparente intento por cumplir su promesa de renovar el parque vehicular del transporte colectivo de la capital antes de finalizar el año. La tarde de ayer, 20 nuevos autobuses de la marca Dina ingresaron al país, y se espera que en los próximos días sean entregados a las cooperativas de transporte urbano.

El pasado 5 de octubre, luego que cada semana ingresaran entre cinco y diez unidades, y tras completar 110 buses, las autoridades entregaron la flota a tres de las más grandes cooperativas.

Las cooperativas beneficiadas fueron: “Andrés Castro”, Colón y “Omar Baca”, que operan las rutas 102, 114 y 104, respectivamente. A inicios de noviembre otros 30 buses Dina arribaron al país, las que serían destinadas a los transportistas que cubren la ruta 266.  

Con estas unidades se completaban un total de 160 nuevos vehículos, que forman parte de los 350 autobuses comprados a la empresa mexicana por un monto de 22,3 millones de dólares, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, en calidad de préstamo al Gobierno de Nicaragua.  

Una de cada 10 unidades de estos buses mexicanos, estará acondicionada para trasladar a personas con discapacidad, pues están dotadas con ascensores y asientos especiales.

En declaraciones a medios oficialistas, el director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, Francisco Alvarado, señaló que para la próxima semana se espera el ingreso por el Puerto de Corinto  170 unidades de buses rusos.

El parque vehicular del transporte público de la capital es de 855 unidades que se espera sean renovadas en su totalidad en los próximos meses.