•  |
  •  |

¿Por qué acuden al hospital los jóvenes y adolescentes nicaragüenses? La respuesta está en el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011, “Las Juventudes Construyendo Nicaragua”: Los hombres principalmente por traumatismos corporales y las mujeres por embarazo, parto y puerperio.

La causa de ingreso hospitalario de los hombres evidencia –añade el Informe- un “modelo de masculinidad dominante que impone a los hombres un rol de fuerza, competitividad y violencia como patrón de comportamiento o de reacciones ante situaciones de conflicto”.

Sobre este aspecto anota que persiste un subregistro en los casos de violencia intrafamiliar y sexual contra las mujeres, debido a que este problema es ocultado en la sociedad.

Mujeres velan más por otros

El informe indica que las mujeres están más expuestas que los hombres a sufrir enfermedades prevenibles, ya que al asumir al rol del cuidado de la familia “no se ocupan de su propia salud pero sí de velar por el bienestar de otras personas, principalmente de sus hijos e hijas”.

“En la adolescencia y juventud es cuando las mujeres comienzan su actividad sexual y a tener hijos, lo cual trae aparejado mayores riesgos en términos de salud”, agrega el estudio.

Sexo y violencia

Basados en el “Perfil de salud materna ODM 5 Nicaragua” (MINSA y OPS, 2010) para el periodo 2000-2009, afirman que los embarazos durante la adolescencia se asocian en muchos casos a la violencia.  

Las mujeres también están más propensas a las Infecciones de Transmisión Sexual.

Las féminas con edades entre 25 y 29 años que están formalmente unidas están mayormente protegidas frente a las ITS, pues un 20.3% de ellas usa el preservativo, en contraste con las que están en el rango entre los 15 y 19 años (4.8%) y las que tienen entre 20 y 24 años (11.1%).

La Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud, Endesa 2006-2007, sobre la que está basada este aspecto del análisis del Informe, señala que el segmento de adolescentes con edades entre 15 y 19 años con parejas estables o sin pareja, es el que está más expuesto a las ITS y al VIH, al reportar un menor uso de condón en comparación con los demás rangos de edad.

“Exigir el uso del condón a sus compañeros es algo muy difícil para las mujeres, especialmente para las adolescentes, ya que percibirse con derechos y decidir sobre su sexualidad no ha sido parte de la construcción social de la feminidad tradicional”, dice el documento.

Más expuestas a enfermedades y embarazos
Según información suministrada por el Ministerio de Salud, Minsa, entre 2005 y 2009 las mujeres adolescentes presentaron una mayor tasa de incidencia de ITS en comparación con los hombres de la misma edad.

Por otro lado, las adolescentes presentan los mayores porcentajes de no uso de métodos anticonceptivos, lo que indica que en ellas es más difícil promover la adopción de uno u otro método, además del riesgo de iniciar embarazos adolescentes, indica el estudio.

El anticonceptivo más usado entre las mujeres (15-29 años) que tienen una relación formal es la inyección. Con las mujeres que no tienen una unión pero que aseguran tener una vida sexual activa, los datos varían: El 41.1% con rangos entre 15 y 19 no usa anticonceptivos, frente a un 27.9%, el porcentaje más alto, de mujeres entre los 20 y 24 años que se aplica una inyección y al 35.8% de mujeres entre 25 y 29 años, que también opta por la inyección.

El bajo porcentaje de uso de condones entre las mujeres nicaragüenses hace deducir que priorizan la prevención de los embarazos.

“En 2008, el Minsa reportó 3,110 casos de personas de todas las edades con ITS, y aunque en 2009 hubo una disminución en la cantidad de casos registrados (2,521 casos), en términos porcentuales las personas más afectadas siguen siendo aquellas entre 15 y 29 años (67% del total de casos en cada año considerado).

Cuando se hace una desagregación por sexo, en 2008 estuvo repartido en iguales proporciones entre jóvenes hombres y mujeres, pero en 2009 hubo una mayor incidencia de ITS en las mujeres”, añade el Informe.