•  |
  •  |

El petróleo que Nicaragua importó desde Venezuela en los últimos tres meses fue más caro en promedio de 15 dólares, con respecto al que se comercializó en el mercado del Golfo de México (Texas-WTI), el cual sirve como referencia de comercialización de los hidrocarburos en el mercado nacional.

Según cifras actualizadas hasta septiembre por el Banco Central de Nicaragua, BCN, el precio promedio del barril de crudo importado en el mes de septiembre fue de 103.8 dólares, mientras que en el mercado venezolano se comercializó más barato y alcanzó los 102.40 dólares por barril. Esta diferencia es mayor, cuando se compara el precio del barril importado desde Venezuela en septiembre (a un precio de US$103.8) y el que se comercializó en el mismo mes en el mercado Golfo de México, a un costo de US$86.09.

Datos actualizados del Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo de Venezuela, durante los meses de octubre y lo que va de noviembre, reflejan que el precio del barril de crudo se ha mantenido en 102.54 y 111.24 dólares respectivamente.

Sin embargo, el precio de comercialización en el mercado del Golfo, (de referencia para Nicaragua) fue de 85.80 y 99.77 dólares por barril, mucho más barato.

Considerando los precios de comercialización del crudo en el tercer trimestre del 2011 en Venezuela, con respecto al mercado del Golfo de México, se acumula una diferencia de 14.84 dólares  por barril de petróleo vendido.

Factura crece
La factura petrolera que Nicaragua ha pagado hasta septiembre de este año asciende a los 925 millones 237 mil 700 dólares, un promedio de importación de 4 mil 300 millones de barriles de crudo.

Según datos del Ministerio de Energía y Minas, MEN, Nicaragua aumentó la capacidad de importación desde el año pasado y trae desde Venezuela al menos 12 millones de barriles de petróleo, para una factura superior a los 900 millones de dólares.  

ISC se reduce
Curiosamente, el economista Adolfo Acevedo, manifestó ayer en un análisis, que a pesar que el precio del barril de petróleo importado de Venezuela mantiene una tendencia alcista y la brecha con respecto al comercializado en el Golfo de México es mayor, en el país el cobro de Impuesto Selectivo de Consumo, ISC, aplicado a los combustibles se ha reducido en un 5.8%.

“Uno podría pensar (que la caída de ISC podría deberse a que el incremento en el precio de los combustibles habría influido en reducir el consumo de los mismos, dado que dicho impuesto se cobra bajo la forma de un monto fijo en dólares (en centavos de dólar por galón). Al reducirse la cantidad de galones consumidos, se habría que reducir la recaudación. De hecho, esta es la explicación que adelanta el Informe de Ejecución Presupuestaria al III Trimestre, publicado por el Ministerio de Hacienda”, agregó.

El especialista también señaló que cabe observar que en todo caso la cantidad de combustible consumida tendría que reducirse más que la tasa del deslizamiento cambiario en el país, porque los centavos de dólar por galón aplicados al combustible en el ISC se pagan en córdobas al tipo de cambio oficial. “Pero no se ha producido ninguna caída en el consumo de combustibles. De hecho, el consumo de diesel y de gasolina aumentó con respecto al año pasado (3,404.7 barriles en agosto de 2010 a 3,587.8 barriles en agosto de 2011), para un incremento interanual de 5.38%”, explicó.

 “Si a esto le sumamos el deslizamiento (de la moneda) interanual del 5% y si uno se atiene a estos dos factores básicos (consumo de combustible y deslizamiento), la recaudación del impuesto sobre los combustibles debería estar creciendo al menos en 10%, donde dicha recaudación seria C$ 331 millones  más en este año”, apuntó.

 

Cosep recomienda ser cuidadosos
Directivos del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, manifestaron ayer que el primer gran tema a analizar para el próximo año es el alza en la tarifa de energía.  “Tenemos que entender que se van a tener que tomar decisiones en materia de energía, y tenemos que ser cuidadosos en que esas decisiones sean equilibradas para mantener la competitividad del sector productivo, industrial y comercial”, dijo José Adán Aguerri, Presidente del Cosep.

“Estamos claros que el subsidio para el 2011 no seguirá dándose; sin embargo, tenemos que encontrar el camino para discutir de qué tamaño será el monto en el incremento en la tarifa energética, porque  en enero del 2012 entra la energía producida por de los ingenios (que es más barata) y eso ayuda a que en los primeros meses del año tendremos un promedio de precios de la energía muy por debajo de los precios que ha tenido el sistema en septiembre y noviembre de este año”, expresó.