•  |
  •  |

Los diputados ante la Asamblea Nacional aprobaron ayer un convenio de préstamo por US$ 75 millones entre el gobierno de Nicaragua y el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, para financiar el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable, Pneser.

De este monto, US$ 65 millones serán ejecutados por el Ministerio de Energía y Minas, MEM, y los US$ 10 millones restantes por la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica,  Enatrel.

Con dichos fondos se financiará la extensión de redes (US$38.1 millones), la “normalización de asentamientos” (US$15 millones), la eficiencia energética (US$10.1 millones) y refuerzos de transmisión (US$ 8.5 millones).

El Pneser comprende varios componentes, entre ellos electrificación rural por extensión de redes, el cual busca brindar acceso a la energía eléctrica a las poblaciones rurales que en la actualidad no cuentan con el servicio; y la normalización del servicio en asentamientos, que consiste en la implementación de medidas de legalización y adecuación técnica del consumo de energía eléctrica en los asentamientos espontáneos.

Otro de los componentes implica el apoyo a la identificación e implementación de soluciones de suministro eléctrico para las zonas rurales que no están conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN), promoviendo el uso de energía renovable.

Los otros componentes del Pneser son la pre-inversión y estudios en proyectos de generación de energía renovable; los programas de eficiencia energética, y el refuerzo al sistema de transmisión en las zonas rurales.

El préstamo se financiará con recursos ordinarios del BCIE, a un plazo de 15 años, incluyendo 3 años de gracia, contados a partir de la fecha del primer desembolso, con una tasa de interés del 5.9% correspondiente al tercer trimestre del 2011, misma que será revisable y ajustable trimestralmente durante la vigencia del préstamo.

Además, se establecen cargos por mora consistente en un incremento del 3.0% de interés ordinario; una comisión de compromiso del 0.25% anual sobre saldos no desembolsados del préstamo a partir de la ratificación del mismo por la Asamblea Nacional; una comisión de supervisión y auditoría del 0.25% sobre el monto del préstamo, pagadera una sola vez al momento del primer desembolso; el capital del préstamo será amortizado mediante cuotas semestrales al vencimiento, consecutivas y en lo posible, iguales en las fechas que determine el BCIE y conforme el calendario de amortizaciones.