•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Llegada la fecha de la Gritería y de las festividades navideñas, el país se viste de colores proporcionados por la pólvora nacional y por la importada de países vecinos, esto trae consigo beneficio económico a comerciantes autorizados por la Policía Nacional, pero también, crueles quemaduras principalmente en niños.
Doña Esperanza López, comerciante de pólvora, expresó que este año el producto aumentó su valor a más de 20 córdobas.
“Por ejemplo, las bombas antes se vendían a 40 córdobas ahora las estamos ofreciendo a 60 o 70 córdobas”, indicó.
Raúl Buchting, otro comerciante, indicó que los productos que sufrieron más incremento en el valor fueron las cargas cerradas y la pólvora china.
En el recorrido realizado ayer por EL NUEVO DIARIO, por los diferentes puntos de venta de pólvora, los comerciantes entrevistados coincidieron, en que se les está restringiendo el producto. Es por esta razón que los precios aumentaron y por consiguiente las ventas son escasas, aunque los vendedores tienen esperanza de que mejoren en esta semana.

Quejas de los comerciantes
Por otra parte, los comerciantes se quejan de sus proveedores, ya que indican que les están jugando sucio. Yanet del Socorro Ortega dijo que sus distribuidores, ubicados en Tiscapa, venden la pólvora en sus instalaciones al mismo precio que se la venden a los comerciantes, provocando una competencia desleal.
“La gente no nos compra porque dicen que en Tiscapa está más barato. Entonces tengo que explicarles que ellos (distribuidores) nos dan el mismo precio que a los consumidores, y por nuestra ganancia tenemos que subirle al precio”, explicó.
A esto se suman otras quejas. Esperanza López se mostró molesta con las autoridades municipales del Distrito I, porque les asignaron un sitio rodeado de basura y que hasta ayer no habían mandado a limpiar.

Médico pide que niños no manipulen pólvora
Por su parte, Débora Medrano, médico general de la Asociación Pro Niños Quemados, Aproquen, recomendó a los padres de familia que eviten que los niños jueguen con pólvora para evitar quemaduras, y que en caso de manipular juegos pirotécnicos, pidió que los menores siempre estén acompañados por adultos.
La doctora Medrano señaló como peligroso el hecho de que los menores guarden triquitracas u otros explosivos junto con los fósforos en la bolsa de sus pantalones, pues se corre un gran riesgo.
“Tenemos recién ingresada una niña que por guardar la pólvora junto con el encendedor entre su ropa sufrió una quemadura profunda en su pierna”, comentó. “Lo más recomendable es que utilicen la pólvora el mismo día que la compran. Porque es peligroso guardarla en la casa debido a que se pueden originar incendios”, agregó.
La doctora explicó que ante un caso de quemaduras solo deben usar agua y no aplicar tomates, pasta de dientes u otros remedios caseros.
Aproquen presta servicios gratuitos en cualquier parte del país a los niños que sufren quemaduras.