•  |
  •  |

Capacitaciones, ejercicios y entrega de kits de emergencia, fueron parte de las actividades que se realizaron en Masachapa y tres comunidades de San Rafael del Sur, con el fin de que los diferentes actores que ejercen poder en las localidades, sepan cómo actuar al momento de un fenómeno de grandes magnitudes como tsunamis o deslizamientos de tierra.
La municipalidad de Masachapa, las asociaciones comunitarias que trabajan el tema de gestión de riesgos, Hábitat, UNI y Plan Nicaragua fueron parte de los organismos que participaron y promovieron la actividad.

Un total de 107 personas participaron en los talleres y capacitaciones, entre estudiantes, líderes comunitarios y técnicos municipales.
Masachapa es una zona, que organizadores y especialistas, consideran vulnerable a tsunamis, deslizamientos e inundaciones. En el recién finalizado invierno fueron precisamente las inundaciones las que ocasionaron graves daños en las comunidades de la zona. Otros puntos donde se repitió la actividad fueron las comunidades de Villa Kobe, “Edgard López” y La Gallita, que también son catalogadas como vulnerables por las autoridades.

Amenaza latente, alerta permanente
Jaime Mok, Coordinador de Gestión de Riesgos y Desastres de Hábitat para la Humanidad, detalló que “no solo es conocer las medidas preventivas sino estar completamente preparados ante un desastre natural”.

Por su parte, el alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, explicó que “siempre hay amenazas producto de la naturaleza, sabemos que somos un lugar vulnerable, lo importante es que nosotros mantengamos esa alerta permanente”.

Una vez finalizados los talleres y los ejercicios, además del kit, se hizo entrega a las autoridades comunitarias de herramientas para limpiar una vez que el fenómeno ha pasado.

Ricardo Mairena, docente de la Escuela República de Ecuador, de Masachapa, señaló que “las capacitaciones son el primer momento para que la gente aprenda a salvar vidas”.