•   (Colaboración)  |
  •  |
  •  |

Trescientas niñas y niños de Solentiname, recibieron la visita de la embajadora de China-Taiwan, señora Ingrid Hsing. La diplomática viajó hasta el archipiélago para regalar juguetes a cada una y cada uno de los  infantes, compartiendo  algarabía y alegría durante una hermosa fiesta infantil.

Las niñas y niños recibieron sus obsequios entre sonrisas. La actividad se desarrolló como parte de la jornada de repartición de juguetes que para esta época acostumbra realizar Víctor Rosales Duarte, conocido popularmente como “Santa Claus nica”.

Superando protocolo
La señora Ingrid Hsing dedicó su fin de semana para unirse al equipo de “Ayudantes de Santa” y junto a un grupo de voluntarios emprendió el viaje a ese pedacito de paraíso natural compuesto por 36 islas e islotes anclados al sureste del lago Cocibolca.

Los organizadores y padres de familia participantes, coincidieron en reconocer y admirar la actitud de comunicación ejercida por la embajadora de China, Taiwan.

La señora Ingrid Hsing  atendió con esmero a los pequeños y pequeñas. También se ocupó de visitar a artesanos, y pintores, lo mismo que a conversar con  los padres de los homenajeados. Igual, recorría la isla y hacía fotos, observando cada detalle de la flora y fauna de Solentiname.

“Ustedes también pueden”

“Yo también provengo de una isla, un poco más grande que las que ustedes tienen la suerte de habitar, pero en mi isla natal, también hay limitaciones de recursos naturales, pero, como nación nos hemos unido, y así logramos convertir nuestros recursos humanos en inagotables”, compartió la embajadora Hsing al hablar ante los niños y niñas que recibieron juguetes.

“Ustedes también pueden salir adelante, también poseen este rico capital humano sin límites… la educación es el pilar, el estudio es la clave para superarse”, les instó la  representante de Taiwan.
 
La embajadora culminó su participación, entonando a capela dos melodías en su lengua natal, que generó entusiasmo entre los asistentes.

Actuar mejor que predicar
Uno de los “Ayudantes de Santa”, casi como anécdota, comentó la lección que en silencio les enseñó la representante diplomática.

Durante la fiesta de entrega de juguetes, a través de altavoz se invitó a los niños y niñas no tirar al suelo los empaques de los regalos. Se les pedía recogerlos. Al final el lugar presentaba desperdicios en evidente muestra de que no todos los niños se hicieron eco de la petición.

Terminado el acto, sin expresar palabras, doña Ingrid Hsing procedió a inclinarse  y recoger uno a uno los desperdicios, por lo que los organizadores sorprendidos se sumaron a la labor.

Gratitud con mecenas

Por su parte, Víctor Rosales Duarte o “Santa Claus nica”, destacó la gratitud a Dios por brindar estas oportunidades, y agradeció a la Embajadora de Taiwan por el hecho de que además de co-financiar la jornada de entrega de regalos, se haya personalmente integrado a la gira en Solentiname.

La actividad se desarrolló este fin de semana en el Hotel Mancarrón Solentiname, y los participantes reconocieron el papel de anfitriona de la señora Nubia Arcia, quien junto a organizaciones comunitarias del archipiélago prepararon la actividad.

Durante el evento se realizaron concursos entre las madres de familia. También un grupo de adultos varones recibió obsequios proporcionados por la Caja Nacional Rural, Caruna. Se destacó el apoyo que para toda esa actividad brindó el señor  Manuel Aburto, Gerente de Caruna.