•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Sesenta jóvenes mujeres rurales y adultas de Matagalpa, San Isidro y Terrabona, se graduaron como lideresas de sus comunidades en gestión y decisión para la agenda social y económica de cada municipalidad, gracias al apoyo de la Fundación Mujer y Desarrollo Económico Comunitario (Fumdec).

Ruth Estrada, dirigente de la Escuela de Lideresas de la fundación, señaló que este es un espacio de formación dirigido a mujeres de los territorios, donde el enfoque central es la mujer y su participación política y liderazgo.

Uno de los principales resultados es que las mismas mujeres reflexionan, identifican y priorizan sus problemas, pero también sus demandas y propuestas.

Fortalecen liderazgo

En nombre de las graduadas, Cesa Marina Cruz Flores, señaló que gracias a las capacitaciones recibidas, fortalecieron su liderazgo que ahora se expresa en ser mujeres diferentes, defensoras de sus derechos, dueñas de sus cuerpos y de sus vidas, además de contar con conocimientos para la toma de decisiones.

Finalizó, agradeciendo a los donantes y a Fumdec, porque ahora son diferentes en el pensar y actuar.

Por su parte, la Directora ejecutiva de la Fundación, Marlene Rodríguez, al dirigirse a las graduadas e invitados, dijo que la población de Nicaragua es un país de jóvenes, donde el 64% de la población del país es menor de 25 años y el 30% tiene entre 15 y 29 años.

118 mil jóvenes cada año al mercado laboral

Agregó que 118 mil jóvenes se integran al mercado laboral cada año; sin embargo, la mayoría solamente puede encontrar trabajo en el sector informal, ya sea por los bajo niveles de educación o a la falta de oportunidades laborales.

Según información del Ministerio del Trabajo, de cada diez jóvenes cuatro son afectados por el desempleo.

Señaló que para Fumdec la juventud es y sigue siendo una prioridad para los proyectos y programas que impulsan, y es un compromiso tener cada año la oportunidad y espacio de formación y generación de ingreso para las mujeres.

La graduación fue posible gracias al apoyo económico de la Unión Europea, Actiom Aid de Dinamarca,  Agencia Catalana de Cooperación y Oxfam, que financiaron el proyecto de Ciudadanía Activa.