•   Massachusetts, EU  |
  •  |
  •  |

La comunidad nicaragüense radicada en el estado de Massachusetts se reunió para celebrar los días navideños y el fin de año, en un ambiente de mucha nostalgia por su tierra natal, ya que muchos de ellos que suelen viajar a Nicaragua para estas fechas, han pospuesto su viaje debido a la situación económica que se está viviendo en Estados Unidos.

Auxiliadora Stein, de Tipitapa, y quien tiene más de 20 años de vivir en la ciudad de Medford, Massachusetts, explicó que la forma de celebrar la Navidad y el Año Nuevo, es en familia, con los dos hijos que ha procreado con su esposo estadounidense, Alan Stein.

“Cuando llegan estas fechas, realmente es muy triste para mí, porque la forma de celebrar la Navidad acá es completamente diferente en comparación a Nicaragua. Aquí pasamos encerrados por el frío, y si salimos donde unos amigos, pues no duramos mucho tiempo, realmente esta reunión que tenemos con todos los nicaragüenses acá, es la verdadera celebración de la Navidad para mí, porque estoy con mi gente y me siento más en mi país”, relató Stein.

El joven José Largaespada, de Ciudad Sandino, quien reflejar su tristeza cuando habla sobre diciembre y el Año Nuevo, afirma que aunque tiene todas las comodidades que en Nicaragua no pudo tener, le embarga la nostalgia estar lejos de sus amigos y de su familia.

“Este país es muy lindo, especialmente Boston, por toda su diversidad, tenemos la nieve que muchos en Nicaragua desean conocer, la facilidad de ir a comprar un árbol de Navidad, adornarlo y colocarle todos los regalos necesarios y un sinnúmero de cosas más que uno puede hacer por estos lados, pero nunca se van a comparar con el calor familiar y de los amigos, con el que se celebra en Nicaragua”, explicó Largaespada.

Comidas típicas
Para Francis Castillo, quien trabaja para el Gobierno Federal en la parte de asistencia legal, muchas veces pasa inadvertida la Navidad y la despedida del año, ya que tiene que trabajar esos días.

“Aquí todo es trabajo. Los días que uno descansa son el 25 y el 2 de enero, los que tenemos mucha suerte, otros no tienen esos días libres y tienen que trabajar corrido. Cuando llegan estas fechas es una nostalgia tremenda la que me da, porque lo primero que se me viene a la mente es mi madre, querer estar con ella y no poder ir a verla por mi trabajo. Ella está en Managua, y es un año más que pasaré sin ella, pero lo que me conforta es ver a tantos nicaragüenses acá reunidos, me siento en familia, todos ellos son mis hermanos. Esta reunión con mis coterráneos es una oportunidad de recordar todos esos momentos bellos cuando estamos en Nicaragua”, relató.

Los organizadores de la reunión navideña nicaragüense pidieron a las familias que cocinaran un platillo nica para que el ambiente fuera más típico. De esta forma todos pudieron deleitarse con el rico vigorón, con indio viejo y con carne desmenuzada, entre otros platillos. En la cita no faltó la famosa “Cumbia chinandegana”, de Jorge Paladino, que puso a bailar a chicos y a grandes.