•  |
  •  |

Fue encontrada por un conocido en las calles de Managua y llevada a su casa de habitación, Gladis Zamora, la joven de 36 años, que desapareció como por arte de magia justo cuando un familiar intentaba ingresarla en el Hospital Docente de Atención Psicosocial “doctor José Dolores Fletes Valle”, de la capital.
Zamora desapareció de las instalaciones del centro asistencial cuando su tío, el señor Francisco Moreno, hacía el papeleo para su ingresarla debido a sus trastornos mentales, que la hacen deambular por las calles de Managua cada vez que escapa de su casa ubicada en Estelí.
Moreno habita en el barrio Batahola Sur, al oeste de la capital, donde una y otra vez su sobrina aparece de la nada y se convierte en protagonista de iracundos arranques de rebeldía, vocifera maledicencias y tira patadas a diestra y siniestra.
Fue en uno de esos “arranques” de locura, que su tío la agarró para llevarla al psiquiátrico, bajo la debida autorización de la madre de la joven.
El señor Moreno explicó que estando en el centro hospitalario, el personal encargado de la recepción de pacientes le solicitó los datos personales de Gladis, momento que la joven aprovechó para escabullirse y deambular por los aposentos del centro.
Cuando se percataron de su ausencia, alertaron al tío y lo mandaron a buscarla.
En una entrevista que diera el señor Moreno a EL NUEVO DIARIO cuando recién sucedió este incidente, dijo que “este es el lugar donde ella debía estar, para eso existe este hospital, pero aquí no la atendieron, y cuando la busqué no estaba, y luego no me dejaban salir sin ella”.
“La busqué pero nada que aparecía y cuando regresé donde me pedían información, el CPF (vigilante) de ahí me dijo que ella ya había salido sola y quién sabe para dónde agarró”, manifestó indignado.
Fue por esa razón que el afectado hizo pública la denuncia por este medio, alegando que hubo irresponsabilidad, maltrato y mala atención en dicho centro hospitalario. “Llamo directamente a las autoridades de salud a que se den cuenta de la forma tan inhumana como tratan a los enfermos en ese hospital, que hagan algo, porque esto no puede seguir así”, expresó Moreno, quien considera que alguien sacó a Gladis de las instalaciones, pues ella no pudo haberse salido sola dada la seguridad del local.
La joven ya está de regreso en su casa de Estelí bajo tratamiento médico.