•  |
  •  |

Vive en una comunidad pequeña, pero tiene grandes aspiraciones que poco a poco va logrando y tan solo tiene once años. Ella es María de los Ángeles Cuarezma, habitante de Tipitapa, quien desde temprana edad no solo se ha formado como modelo infantil, sino también como líder en beneficio de la niñez de su localidad.

A ella la conocimos en el último cabildo nacional que tuvo lugar en el Palacio de Cultura, para valorar las gestiones de las alcaldías miembros de la Red de Gobiernos Locales Amigos de la Niñez y Adolescencia, donde ella con una forma muy coloquial, clara y directa nos confió que como alcaldecita infantil de Tipitapa, ha logrado hacer muchas cosas a favor de la niñez.

“Pintamos el parque, se ha logrado que se impartan clases de computación e inglés. Hicimos una biblioteca en el parque y en el Día del Niño y la Niña hicimos varias actividades regalando juguetes y zapatos, además, hemos arborizado”, dijo María de los Ángeles.

Y es que ella desde 2010 fue electa como alcaldecita infantil por votación, que se realizó en el parque con la participación de niños de 7 a 14 años, con voto secreto y urnas, como un ejercicio municipal de democracia y transparencia.

Miss Milafita 2010
Igualmente, ha estado comprometida con su comunidad desde el Movimiento Infantil “Luis Alfonso Velásquez Flores”, Milavf, y ahí mismo participó y fue electa Milafita 2010 y Milafita Simpatía de ese mismo año.

Ser un personaje público ha sido desde muy temprano una de sus tendencias y modela desde los tres años de edad. Incluso en 2004 sus imágenes fueron publicadas en EL NUEVO DIARIO.

El mundo de la pasarela también lo cultiva en su colegio, donde ganó coronas preescolares de Miss Princesita y también Miss Chiquitita, además en una actividad en el hotel Holiday Inn ganó Miss Princesa. Participó en el concurso de televisión Miss Divina y ha participado en el modelaje de trajes de reciclaje.

Quiere ser actriz de telenovelas
Cuando le preguntamos ¿qué espera para su futuro? Su respuesta rápida: “aspiro modelar, me gusta el teatro y me gustaría poder trabajar en telenovelas”.

El año pasado cursó el sexto grado y está trabajando con organizaciones de la niñez en manualidades y elaboración de piñatas, entre otras cosas en el municipio de Tipitapa, donde se ha destacado por ser una niña con un desbordante carisma y con deseos por trabajar para su comunidad.