•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Como un regalo de Navidad,  cinco personas de la tercera edad y con discapacidades, recibieron sus respectivas sillas de ruedas donadas por el proyecto eólico Eolo Nicaragua, que respondió a las gestiones de un funcionario público.

La gestión fue hecha por el delegado departamental del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, Mario Rodríguez, quien relató que la idea “surgió producto de  las jornadas populares de salud, ya que en estas visitas se ha detectado a gente de escasos recursos que tienen problemas para movilizarse, tal es el caso de las cinco personas que recibieron estas sillas de ruedas”, señaló.

Entre los favorecidos está el anciano Marcial Rivera, de 95 años, quien al recibir la silla manifestó su agradecimiento.

Otra beneficiada que llevaba años esperando que le donaran una silla es María Teresa Obando, de 28  años, quien nunca ha podido caminar debido a un problema de nacimiento.

Su mamá, que lleva el mismo nombre, aseguró que con la entrega de la silla le están ayudando a resolver muchas dificultades, pues asegura que generalmente tenía que cargar a su hija para trasladarla a los centros de salud o cualquier otro lugar. “Esto resultaba algo incómodo para ella y para nosotros como familia”, expresó.

En el municipio de Belén también resultó beneficiada Celina Mena Cerda, de 36 años, quien hace tres años sufrió un infarto cerebral que le cambió la vida por completo y desde esa fecha estaba requiriendo una silla de ruedas.

Además de las sillas de ruedas también se entregaron cinco bastones y juguetes entre niños de escasos recursos.

El delegado Rodríguez agradeció en nombre de los favorecidos, el buen gesto del representante de Eolo Nicaragua, Gabriel Tapia.