•   Nueva Guinea, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un total de 50 niños fueron bautizados en la catedral San Martín de Porres, de Nueva Guinea. La celebración fue presidida por el cura párroco Tarcicio Antón.

Los pequeños iban en compañía de sus padres y de sus padrinos. Según Tomás Bucardo, “ser padrino es una responsabilidad que uno tiene que retomar con su ahijado, además de estar consciente que conoce bien a la familia del menor, y si llegan a faltar los padres recae la responsabilidad en el padrino”, dijo Bucardo.

Mientras que la mamá de un bebé, Angly Sánchez, habitante de Caracito, manifestó que “de hoy en adelante tendré mayor responsabilidad porque tengo que instruir a mi niño en la cosas de bien”.

Además de esta celebración, en lo que va del año se realizó la consagración de cuatro jóvenes que son parte de la Inmaculada  Concepción de María, y se llevó alimentos a los presos del sistema penitenciario de Quisalá, en Juigalpa, Chontales.