•  |
  •  |
  • END

CARAZO
Faltando cinco meses para que se abran las puertas del nuevo mercado, construido en el barrio San Rafael, en la zona suroriental de Jinotepe, una comisión interinstitucional conformada por el alcalde Álvaro Portocarrero Silva, la Policía Nacional, Bomberos, Fenosa y delegados del gobierno, ha activado un plan de prevención contra incendios en el centro de compras de Jinotepe, ubicado en las calles principales y construido en 1957, en la época del alcalde Mario Arana Román.

A raíz del siniestro ocurrido en el Mercado Oriental, las autoridades de este departamento han unificado esfuerzos para concienciar a los 1,444 comerciantes y a los habitantes de los domicilios ubicados en las 15 calles alrededor del mercado, quienes sufrirían una tragedia similar a la catástrofe del Oriental de no acatar las recomendaciones previas al traslado al nuevo mercado, donde, según el edil Álvaro Portocarrero Silva, en este nuevo edificio se han instalado ocho hidrantes y un gigantesco tanque aéreo para almacenar agua.


Falta de hidrantes en antiguo mercado
De acuerdo con declaraciones del intendente Manuel Chávez, los riesgos de un incendio son grandes debido a que, al igual que en el Oriental, hay numerosas conexiones ilegales en la mayoría de los tramos ubicados en el costado norte de la parroquia Santiago, aseveró a EL NUEVO DIARIO el funcionario de la comuna jinotepina, quien también lamentó la falta de hidrantes en la zona.

“En las diez manzanas del mercado solamente encontramos dos, y se desconoce si funcionan o no, porque los dueños de negocios se oponen a que se verifique por temor a que su mercadería se les moje”, dice Chávez.

38 tomas de agua
para todo Carazo
Según cifras de Enacal, en el departamento sólo hay 38 hidrantes y de ellos solamente 16 están habilitados; el resto se reporta en mal estado.

El teniente Santiago Acuña, miembro de la Asociación Civil de Cuerpos de Bomberos, adscrita al Ministerio de Gobernación, dijo a END que hace tres meses realizaron una revisión exhaustiva en el lugar donde a diario se calcula transita un promedio de cinco mil personas, entre vendedores, proveedores y compradores.

“Elaboramos un plan profiláctico, y encontramos cables expuestos a láminas, conductores eléctricos con desgaste y recalentamiento en los bajantes y acometidas inadecuadas”.

Por su parte, el capitán Santos Estrada añadió que otra vulnerabilidad de esta zona es que hay muchos productos inflamables, manipulación de gas licuado y sustancias nocivas como ácido muriático, nítrico y sulfúrico.

“Es por eso que la comisión interinstitucional, adoptando el refrán popular, ‘prevenir es mejor que lamentar’, capacitará a todas las vivanderas en base a la Ley 337, de prevención y atención de desastres, recalcando que esta zona es vulnerable ante cualquier incendio y por eso es necesario el reordenamiento, que muchos vendedores confunden con desalojo y no miden las consecuencias que son provocadas por las manos del ser humano”, comentó el administrador.

Abarrotamiento
de tramos
Un segundo problema es la ubicación de los tramos sobre las calles, de tal manera que a la hora de una emergencia, las ambulancias y cisternas no podrían entrar al centro del mercado, y esto podría cobrar además de pérdidas materiales, humanas.

Es importante mencionar que este vetusto edificio en un par de ocasiones ya ha sido víctima del fuego; según Manuel Chávez, el último incendio fue en 1958, fecha en que se fundó el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo, que fue el encargado de sofocar las llamas.

Tragantes no funcionan
Chávez señaló que otro factor de riesgo es la salud de los comerciantes y sus visitantes, pues desgraciadamente los tragantes están obsoletos.

“Ya dieron su vida útil, no hay capacidad para más, esto se debe a que la población echa la basura en los manjoles”, recalcó el empleado de la comuna jinotepina, quien confirmó que “se ha constatado en varias casas ubicadas cerca del mercado, que las aguas negras son desechadas en las tuberías de las aguas pluviales, lo que puede provocar una epidemia”, acotó.


Carazo con dos mercados
Solamente dos de los ocho municipios de Carazo cuentan con mercados, que son los de Diriamba y Jinotepe; en este último un dato curioso es que el 88% de los comerciantes son de Masaya, Nandaime y Granada.

A pesar de los 130,000 córdobas que se recaudan mensualmente en el mercado de Jinotepe, no se puede dejar de mencionar la mora que enfrentan los vendedores, ya que según cifras de la comuna, apenas están solventes 397 comerciantes. No obstante, el resto tiene que solventar sus impuestos, pues mediante una ordenanza quedará prohibido vender en las aceras a partir de enero del próximo año, cuando las calles aledañas al parque central y la casa del Apóstol Santiago estén despejadas de tramos o truchas que ocupan actualmente el centro histórico de Jinotepe.

Diriamba con la misma dificultad
Por otra parte, centenares de comerciantes de Diriamba temen que cualquier día sus tramos acaben en cenizas, debido a personas inescrupulosas que por ahorrar dinero en los pagos de energía realizan conexiones ilegales sin medir las consecuencias.

Ana Francisca Pérez López, vendedora de ropa usada, quien todos los días viaja 15 kilómetros desde la comunidad Buena Vista hacia el mercado de Diriamba, ubicado en las calles adyacentes del histórico reloj, sobre la Carretera Panamericana Sur, dijo sentirse angustiada de que algún día ocurra una tragedia. “Nos sentimos atemorizados en este galerón, que sólo cuenta con un hidrante”, dijo la comerciante.


¿Qué hacer en caso de un incendio?
* Cuando intuya que existe un incendio, no abra las puertas de su habitación, toque la cara posterior de la puerta, si está caliente no la abra, si no lo está ábrala con precaución.

* En caso de incendio en un edificio, no utilice los ascensores, baje por las escaleras de emergencia, los ascensores pueden quedar inutilizados o bloqueados en cualquier instante.

* Si se encuentra en un lugar lleno de humo procure salir a gatas para evitar morir asfixiado. Si el humo es muy denso, colóquese un pañuelo húmedo o ropa mojada sobre la boca y nariz y abandone el lugar. Si se pierde en una sala o habitación a causa del humo o falta de iluminación busque una pared y avance a lo largo de ellas hasta encontrar una puerta o ventana.

* Si por la densidad del humo o la proporción del incendio no puede abandonar el edificio, acérquese a una ventana y haga notar su presencia a los cuerpos de rescate, espere su evacuación, no se lance al espacio, en algún instante llegará ayuda.

* No se esconda en baños, closets, vestidores, etc., morirá asfixiado.

* Al tratar de abandonar una casa o edificio severamente incendiada, resulta importante recordar que el punto más débil de una escalera es su zona central, por ello, al utilizarlas deberá mantenerse pegado a la pared donde los escalones son más resistentes.

* En ocasiones, los únicos medios de escape de edificaciones incendiadas son las ventanas, saliendo por ellas puede alcanzar la calle u otra edificación cercana.

Para abandonar una edificación por las ventanas:
a) Asegúrese de que la maniobra no ocasionará lesiones al caer, cortaduras o hundimientos en cubiertas.

b) Descuélguese de la ventana, resulta esencial reducir la altura.

c) En presencia de cuerpos de rescate especializados como bomberos, se deberá seguir las instrucciones del jefe del grupo. Ponerse a salvo utilizando los medios que estos cuerpos le presten: escaleras, elevadores mecánicos o hidráulicos, tomas salvavidas, etc.

Tomado de internet

Recomendaciones para la seguridad contra incendios
Todos los lugares de trabajo deben cumplir determinadas medidas de seguridad contra incendios para proteger a los trabajadores y visitantes así como a bienes del edificio. Actualmente existen varias normativas que fijan unos preceptos mínimos para la protección de incendios, que se divide en dos grandes áreas, la pasiva -que evita el inicio del fuego o su propagación, llegado el caso- y la activa -extintores, bocas de incendio y rociadores-. Los trabajos de instalación y mantenimiento de estos sistemas deben ser realizados por empresas autorizadas.

1 instalaciÓn y mantenimiento de detectores de humo: Los detectores de humo le avisan en caso de incendio con suficiente tiempo de escapar. Instálelos en todos los niveles de su casa y afuera de las alcobas. Sométalos a prueba todos los meses, de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

Cambie las pilas una vez al año, o cuando el detector suene para indicar que las pilas estén bajas. Nunca le saque las pilas al detector para usarlas en otras cosas. un detector que no funciona ¡no podrá salvarle la vida! Para proteger su casa completamente, considere instalar rociadores automáticos contra el fuego, además de los detectores de humo. www.sietepuntonueve.com 3
2 PLAN Y PRÁCTICA DE ESCAPE: Si su casa se incendia, ¡tiene que salir rápidamente! Con su familia planifique dos salidas de cada habitación. Las rutas de escape en caso de incendio no deben usar los ascensores, que podrían llevarlos al lugar de incendio. Escoja un lugar fuera en el cual pueda reunirse. Una vez que haya salido ¡permanezca afuera! Ponga a su familia a prácticar el plan, por lo menos dos veces al año.

3 LOS FUMADORES NECESITAN VIGILANTES: Los cigarrillos tirados descuidadamente son la mayor causa de muerte en los Estados Unidos. Nunca fume en la cama ni cuando tenga sueño. Tenga ceniceros grandes y hondos para los fumadores y écheles agua a las colillas antes de botarlas. Antes de acostarse o de salir de la casa, verifique que no haya colillas a medio apagar debajo y entre los cojines de los sofás.

4 TENGA CUIDADO AL COCINAR: Nunca deje lo que está cocinando desatendido. Mantenga las áreas donde se cocina sin combustibles, y use mangas cortas o estrechas cuando cocine. Mantenga los mangos de la olla hacia adentro para que no puedan volcarse accidentalmente. Si la grasa se enciende, con cuidado ponga una tapa sobre la sartén para sofocar las llamas, y luego apague el fogón. Nunca ponga papel de aluminio ni otros metales en el microondas.

5 LOS CALENTADORES PORTÁTILES NECESITAN ESPACIO: Mantenga los calentadores portátiles a por lo menos 3 pies (1 metro) de cualquier cosa que pueda quemarse. Nunca deje que los niños ni los animales se acerquen a ellos
6 LOS FÓSFOROS Y LOS ENCENDEDORES SON UTENSILIOS: En manos de los niños los fósforos y los encendedores son mortales. Use encendedores a prueba de niños, y guarde los fósforos y los encendedores fuera del alcance de los niños, preferiblemente en estantes con llave. Y enséñeles a los niños desde el principio que los fósforos y los encendedores son utensilios para los adultos, y no juguetes para los niños. Si los niños encuentran fósforos o encendedores deben avisarle a un adulto inmediatamente.

7 USE LA ELECTRICIDAD CON PRUDENCIA: Si un electrodoméstico expele humo o un olor extraño, desenchúfelo inmediatamente y mándelo a arreglar. Cambie cualquier cable que esté roto o raído. No sobrecargue las extensiones eléctricas, ni las ponga debajo de las alfombras. No se meta con la caja de los fusibles, ni use fusibles que no sean del tamaño apropiado.

8 ENFRÍE LAS QUEMADURAS: Si alguien se quema, ponga inmediatamente las quemaduras bajo el agua fría de 10 a 15 minutos. Si se produce una ampolla, o la piel se ve chamuscada, vaya al médico inmediatamente.

9 DETÉNGASE, TÍRESE AL SUELO Y RUEDE: Todo el mundo puede saber esta regla: si se le incendia la ropa, ¡no corra! Deténgase donde esté, tírese al suelo, cúbrase la cara con las manos y ruede una y otra vez para sofocar las llamas.

10 GATEE POR DEBAJO DEL HUMO: ¡El humo es peligroso! Si encuentra humo, use una ruta de escape alterna. Si tiene que salir a través del humo, el aire más limpio se encontrará entre 30 a 60 centímetros del piso. Gatee usando las manos y las rodillas hasta la salida más cercana y segura.

Tomado de slideshare.net