•  |
  •  |
  • END

Las Minas, RAAN

Encontrar un refresco helado o un pedazo de hielo para mitigar el infernal calor que provoca baños de sudor es una misión casi imposible en Bonanza, pues la zona entera quedó desconectada del circuito de energía eléctrica desde las once de la noche del lunes, cuando se registró un robo de más de 400 metros de cable de alta tensión.

Los cables robados son del tipo 1/0 AWG, que conducían once mil 300 voltios de las plantas hidroeléctricas de “Siempre Viva” a las comunidades rurales, y el concentrado de viviendas e instituciones de esta zona, incluyendo la empresa minera Hemco de Bonanza, propietaria de las plantas.

El robo se dio entre los caseríos High Land Mary y el Cerro Pelón, exactamente en el lugar conocido como “El Chinchorro”, cerca del área por donde las aeronaves aterrizan en la histórica pista de Macadán de Bonanza.

La astucia y valentía de los ladrones quedó demostrada al llevarse los gruesos cables, pues un equivocado cálculo al quitarlos significaba quedar completamente carbonizado. El daño, según el superintendente administrativo de Hemco, Elmo Mendoza Neira, es de 87 mil córdobas en total.

Mendoza asegura que es la tercera vez que se roban este tipo de cables, y tercera vez que dejan sin luz a Bonanza. El primer robo ocurrió en febrero y el otro el cinco de mayo.

Hasta ahora no hay ningún acusado por estos delitos en perjuicio de la población de Bonanza, que se encuentra sumamente enardecida en completa oscuridad.

El alcalde Máximo Sevilla Suárez lamenta lo ocurrido, y pide a los jefes policiales de Las Minas un interés al respecto, para que se inicie una exhaustiva investigación.

Con ese ánimo, Hemco ofrece una recompensa de cinco mil córdobas y confidencialidad, a cambio de información que permita dar con los ladrones de cables de alta tensión.