•  |
  •  |
  • END

T En Managua, subcontratista y vecino asumen actitud sospechosa
T Anciana madre pide verdad, justicia y ayuda para trasladar cuerpo
María Mercedes Urroz
Después de varios días de zozobra, la fatal noticia fue confirmada, Mario Alberto Ortega Aguilar, de 35 años, está muerto. Las circunstancias no son claras, por lo que su anciana madre Victoria Aguilar Solís, de 85 años, pide que se haga lo posible por trasladar a la capital el cuerpo para que, además de darle cristiana sepultura, se investigue cómo falleció.

Mario salió el pasado 26 de agosto hasta Jinotega a realizar trabajos de instalación de una antena para la empresa Enitel, según dijo Vilma Ortega, hermana de la víctima. Asimismo, declaró que el subcontratista Ricardo Mejía y Juan Vásquez, vecino, y quien le consiguió el trabajo, no han dado la cara en cuanto a ese hecho.

“Nos llamaron que el sábado 30 de agosto lo fuéramos a esperar a la terminal de la ruta 105 en el barrio Camilo Ortega, pero nada.

Desde ese día lo hemos buscado, y el martes, una hermana que está en Jinotega nos llamó y confirmó que está muerto. Queremos que se investigue”, relató Vilma Ortega. Asimismo, aseguró que desean cumplir la voluntad de doña Victoria, quien ha sufrido mucho, primero porque no sabía del paradero de su hijo, y ahora porque está muerto y enterrado en otra ciudad, adonde le es difícil llegar.

“A ver si alguien nos ayuda, lo queremos enterrar aquí en Managua, donde está su familia, y darle esa tranquilidad a mi madre, que sepa dónde está enterrado su hijo”, aseguró Vilma Ortega.