•  |
  •  |
  • END

CARAZO

El 15 de septiembre de 1975 se fundó en la colorida y cultural ciudad de Diriamba, el barrio La Independencia, en homenaje a los próceres que participaron en el Acta de la soberanía de Centroamérica, que signó la liberación de los países del Istmo del gobierno español.

Según cuenta Edgard Sánchez Córdoba, responsable de seguridad de los gabinetes del Poder Ciudadano en esta localidad, lo que en ese entonces era potrero de Luis Mecho y Freddy González, posteriormente se convirtió en lote de cinco manzanas que vendieron a Joaquín Bonilla, quien fue el responsable de la venta de los terrenos a más de 300 familias que hoy habitan en esta comunidad, ubicada a un kilómetro al sur de la basílica de Diriamba, casa donde reposa el patrono de los diriambinos, San Sebastián.


Tres centros escolares
“Tenemos el orgullo de que en el barrio están tres centros escolares: el preescolar comunitario La Cabañita, escuela especial Divino Niño y el Instituto Diriangén, comentó halagado Walter López.

Es importante mencionar que el centro de enseñanza donde se aprenden las primeras letras, La Cabañita, desde su fundación hace ocho años, anda de posada en posada por falta de financiamiento para la construcción de un local. “Ya tenemos el terreno que fue donado por el Mined el año pasado, pero carecemos de recursos para la infraestructura, es por eso que tengo que ocupar mi casa como escuela para enseñar los números y letras a 30 niños”, expresó Gloria Mojica, directora fundadora del preescolar.

Pero como dice el refrán popular: “No todo lo que brilla es oro”, y los habitantes de esta zona carecen del alumbrado público en las mayorías de las calles, lo que abre las puertas al incremento de ilícitos. Otra queja de los pobladores del mismo barrio es la falta de pavimento en las calles, y una problemática mayúscula es la condición precaria en que residen un sinnúmero de personas a la orilla de quebrada o cauces.


Programa de los 33 años
Walter López, coordinador de la actividad, informó a EL NUEVO DIARIO que desde las cinco de la mañana de este lunes, con una alegre diana se rompieron los fuegos, y después de la lectura del Acta en la Independencia frente al Palacio Municipal, ante la presencia del edil Fernando Baltodano y centenares de estudiantes y maestros del municipio, se dirigieron al barrio que celebra su efemérides al ritmo de la banda musical de los institutos La Salle y Diriangén.

Simultáneamente se desarrolló el campeonato relámpago de “fútbol sala”, con la participación de 20 equipos conformados por jóvenes del lugar. También se aportó a la cultura mediante la elección de la reina del barrio, donde seis simpáticas jovencitas se disputarán la corona.