•  |
  •  |
  • END

Con el apoyo de la Dirección de Infraestructura de la comuna capitalina, el vicealcalde Neri Leiva Orochena inició ayer un recorrido por los sitios de Managua que fueron afectados con la lluvia del pasado domingo, con la finalidad de levantar un estudio sobre la magnitud de los daños y calcular cuánto dinero se necesita para las reparaciones. “Estamos con los ingenieros --de la comuna-- haciendo un levantamiento de cada uno de los lugares para ver la magnitud de los destrozos y, sobre todo, poder definir con certeza cuánto va a ser el monto de dinero que se necesitarán para las reparaciones”, dijo.

Leiva Orochena al responder preguntas de EL NUEVO DIARIO, indicó que “hasta ahora requerimos con urgencia una partida de 7 millones de córdobas para poder enfrentar los daños que están causando las lluvias”.

El segundo al mando de la comuna dijo en la comarca de San Isidro de la Cruz Verde, donde más de veinte familias resultaron afectadas por la lluvia: “En ese sector requerimos de una inversión inmediata de 3.5 millones de córdobas, pero no los tenemos”.

Lo único que podría utilizar la comuna de lo que tiene su presupuesto es medio millón de córdobas, que es lo que tenemos disponibles para que esa gente no se siga inundando”.

Explicó que en el sector del puente El Paraisito hasta los semáforos de El Dorado, “nosotros hemos levantado el muro del cauce donde hemos logrado que las aguas no caigan al barrio El Paraisito y siga afectando a los pobladores”, dijo Leiva Orochena, quien insistió que Managua (durante las fuertes lluvias) está recibiendo más agua, producto de la deforestación de la cuenca Sur.

El daño de las urbanizadoras
Ya las aguas no las está infiltrando la tierra debido al despale provocado por las urbanizadoras, por lo que ahora corre más agua hacia Managua.

El vicealcalde explicó que durante el recorrido encontró varias construcciones de las urbanizadoras que han permeabilizado el suelo y así las aguas toman una gran fuerza.

Señaló que el caso de las afectaciones en San Isidro, “es producto de que una urbanizadora al construir un hotel, tuvieron que desviar las aguas del cauce natural, las que ahora están afectando a más de 20 familias”.

Al ser consultado sobre dónde se van a conseguir los recursos financieros para hacerle frente a los daños, el vicealcalde dijo: “Vamos a tener que hacer una presentación de lo que significaron las afectaciones que dejó la lluvia del pasado domingo”, al tiempo que descartó la posibilidad de recortar obras que ya viene haciendo la comuna en diversos puntos de Managua.

“Lo que tendríamos que hacer es utilizar los recursos con los que contamos ahorita, de los cuales disponemos de 5 millones de córdobas, pero nos hacen falta dos millones más, por lo que vamos a ver qué hacemos, y por eso llamo al gobierno central para que nos apoye con recursos financieros ante la situación que pudiera estar viviendo Managua producto de las lluvias”, dijo.

Sobre el problema de los cauces, el vicealcalde llamó la atención sobre la existencia de casas en los bordes de los mismos, las que rápidamente pueden desplomarse por la fuerza del agua. Esta situación está en Villa Vallarta, en el sector del Mayoreo, en el sector de la 18 de Mayo, del Distrito V, así como en el Distrito III. En el distrito II los problemas están en los cauces de Pochocuape y en el occidental.