•  |
  •  |
  • END

La Comisión Nacional Intersectorial de Educación Inicial (CEI), conformada por el Ministerio de Educación y el Centro de Comunicación y Educación Popular Cantera, concluyó el proyecto piloto “Aprendiendo en casa”, cuyo principal propósito es mejorar la educación inicial, beneficiando así a más de mil niños.

“‘Aprendiendo en casa’ surge desde el seno de la educación sectorial regional dirigida por el Ministerio de Educación y la Comisión de Educación Inicial, CEI, que incluye la educación preescolar”, explicó Rosario González, especialista en Educación Infantil, quien participó en el proyecto que coordinó Mirna Báez.

Debido a la falta de una iniciativa de educación inicial, la CEI creó preescolares comunitarios, que desde hace tres años son apoyados por la Fundación Bernard Van Leer.

Muchos beneficiados
“Aprendiendo en Casa” está en Mateare, Juigalpa y San Lucas, y empezó a ejecutarse en mayo de 2005. “Nuestro objetivo inicial es capacitar a los adultos para que ejerzan su rol en el ambiente del hogar”, cuenta González.

Con la implementación de este proyecto se desarrolla un modelo no convencional de educación inicial. Consiste en preparar a los miembros de la familia para que estén atentos a todas aquellas actividades que favorezcan el desarrollo de los niños y niñas desde que están en el vientre de la madre hasta los ocho años.

“A veces las madres creen que el aprendizaje del niño comienza en el preescolar, pero no es así, sino que (comienza) desde que el niño está en el vientre de su madre, esto quiere decir que todo lo cotidiano que realiza la madre incidirá en su bebé cuando nazca, tiene que haber mucho cariño desde antes que nazca”, explica González.

Procesos para la educación
“Aprendiendo en Casa” logró procesos educativos con todas las familias que fueron atendidas, para esto se realizaron capacitaciones y reflexiones grupales que estaban relacionadas con experiencias propias y de la vida cotidiana de cada miembro familiar.

La metodología de participación fue una herramienta clave para que el proyecto se realizara. Se tomó en cuenta a todos lo actores sociales incluyendo a los líderes comunitarios de los tres municipios.

Según los resultados del proyecto, todas las familias atendidas tuvieron la oportunidad de ampliar sus conocimientos y fortalecer la comunicación en sus hogares a como también mejorar las relaciones vecinales y reconocer el rol educativo de la familia.

Mas de 3 mil 600 personas beneficiadas
En cifras, “Aprendiendo en Casa” se desarrolló en siete comunidades de cada uno de los municipios antes mencionados; se realizaron visitas domiciliares y encuentros de reflexión a cada una de las 728 familias, incluyendo 1,349 niños y niñas de 0 a 8 años.

También se tuvo incidencia indirecta en 3,600, entre ellos niños, niñas, jóvenes y adultos; también participación del Estado y de la sociedad civil y cada estructura local, esto para ayudar a asegurar una atención de calidad.

Según los resultados, las familias involucradas tuvieron un cambio del 92 por ciento respecto a sus actitudes en prácticas y formación de hábitos en aspectos de nutrición, salud, desarrollo y aprendizaje para con sus hijos.

El informe proporcionado por Cantera asegura que los resultados se cumplieron en un 100 por ciento.

Aprendiendo en casa, una experiencia enriquecedora “La capacitación en elaboración de piñatas ha sido importante para mí ahora, pues estoy en una actividad que me permite tener un ingreso ya que las estoy vendiendo”, cuenta Aracely Zeledón, madre de familia del municipio de Juigalpa.

Una de las coordinadoras de la Comisión de la Niñez en Mateare explica que la implementación del proyecto ha llevado muchos beneficios a las familias participantes. “Trajo beneficios a la comunidad porque todas las familias involucradas iniciaron un proceso de sensibilización sobre la importancia de la educación inicial”, expresó la coordinadora, Marcia Ruiz.

Para Ana Rosa Vásquez, promotora del municipio de San Lucas, la experiencia de “Aprendiendo en casa” fue enriquecedora y educativa. “La familia juega un papel importante sobre todo en las primeras etapas de la vida en los niños y niñas”, dijo.